Cruz Azul no tuvo problemas para eliminar de forma parcial a Pumas recién en el partido de ida en las Semifinales del Guard1anes 2020. Con un contundente marcador de 4 goles a 0, La Máquina se impuso como local ante los dirigidos por Andrés Lillini desde en los primeros minutos del encuentro.

Corría el minuto 2 cuando Roberto Alvarado consiguió un “gol de vestidor” tras aprovechar una jugada derivada de tiro de esquina, donde un rebote lo puso de frente al arco rival para mandar el balón al fondo.

Apenas unos minutos después (8’), Rafael Baca aprovechó otro rebote para prender el esférico desde tres cuartos de cancha y mandar un potente disparo al ángulo, donde tanto la defensa felina como el arquero Julio González fueron simples espectadores del golazo anotado por el mediocampista mexicano.

Para hacer la angustia aún más grande, el cuadro cementero aprovechó un descuido de Pumas para robar la redonda y fabricar una jugada en el área rival, donde Luis Romo anotó el tercer tanto para los locales tras un servicio de cabeza por parte del “Piojo” Alvarado. En apenas 13 minutos, Cruz Azul consiguió una amplia ventaja que los acompañó hasta el final del encuentro.

Luego de un tanto anulado a Roberto Alvarado (que hubiera significado el 4-0) por marcarse fuera de juego, nuevamente Luis Romo sacó la casta y consiguió la decisiva cuarta anotación ya cuando el partido estaba por concluir.

Al 90+5 y derivado de un error donde los felinos perdieron el balón desde el área defendida por Jesús Corona, La Máquina condujo las acciones hasta poco más de medio campo en pies de Santiago Giménez, quien acomodó un pase para que apareciera Romo en escena y sentenciara el encuentro con el 4-0 definitivo.

La escuadra universitaria no había perdido desde la jornada 11 en fase regular, cuando cayeron 2 goles por 0 ante León. Desde entonces, se mantuvieron invictos hasta la Liguilla con un tropezón bastante alarmante que los podría dejar fuera de la gran final.

El juego de vuelta se realizará el próximo domingo en el Estadio Olímpico Universitario, pactado a las 16:30 horas y no en el tradicional horario de ese recinto. Pumas deberá anotar al menos cuatro goles y que Cruz Azul no marque alguno para que puedan instalarse en la siguiente ronda.

Foto: Twitter