Habitantes del municipio de Cañada Morelos durante la tarde noche de ayer agredieron a oficiales de la policía municipal, incluso prendieron fuego a las oficinas que se ubican en el palacio; los acusaban de un homicidio que ocurrido en el barrio de Santa Cruz.

Fue durante la tarde-noche de ayer martes cuando a través de un recorrido de rutina en la localidad de San José Ixtapa, cuando fueron alertados por un hombre, que se habían escuchado a los lejos detonaciones es de arma de fuego, los cuales parecían haber originado a un costado del campo de béisbol del barrio Santa Cruz, por lo cual la unidad se trasladó al lugar.

Fue alrededor de las 7 de la noche  de este martes  elementos de seguridad de este municipio recorrían la localidad de San José Ixtapa, cuando un hombre  informó a los uniformados respecto a detonaciones de arma de fuego que habían  escuchado  a un costado del campo de béisbol del barrio Santa Cruz, por lo que procedieron a investigar en el lugar de los hechos.

En el lugar la policía ubicó un vehículo Chevrolet, mismo que presentaba un impacto de bala y las puertas estaban abiertas, al realizar la inspección, hallaron a un hombre con una herida por impacto de bala en el cuello.

Los efectivos hicieron un llamado a las corporaciones de emergencia, sin embargo ya nada pudieron hacer,  pues el cuerpo ya no presentaba signos vitales; se acordonó el área y procedieron a realizar el levantamiento de cadáver.

El hecho causó inconformidad entre los pobladores, pues acusaron a los elementos de haber sido ellos quienes le quitaron la vida al hombre, por ello se reunió una gran cantidad de personas, para después agredirlos con piedras.

La policía ignoró las agresiones y decidieron retirarse del lugar, sin embargo, los informes se trasladaron al a la presidencia municipal en donde prendieron fuego a una unidad oficial de la Guardia Nacional y a oficinas del ayuntamiento.

La gresca tuvo como resultado una unidad de la guardia nacional inservible y perdida de información de archivos que fueron quemados. Es importante recalcar que no hubo personas detenidas, pues los oficiales cuidaron no causar más daños al detener a uno de los pobladores.