Tras el visto bueno de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos, el Reino Unido avaló el uso de emergencia de la vacuna contra Covid-19 de Pfizer y BioNTech,  e iniciará la vacunación masiva de su población la próxima semana, informó el Ministerio de Salud.

Según información del Financial Times, la distribución de la sustancia comenzaría horas después de darse la decisión y la vacunación iniciará el próximo 7 de diciembre.

Los trabajadores de atención médica de primera línea y los residentes de hogares de ancianos serán los primeros en ser vacunados, seguidos por adultos mayores, comenzando con los mayores de 80 años.

El pasado sábado, el gobierno británico anunció el nombramiento del diputado Nadhim Zahawi como secretario de Estado responsable de supervisar la distribución de las vacunas contra el Covid-19 en el país.

El parlamentario conservador por la circunscripción de Stratford-on-Avon, que desempeña actualmente el cargo de secretario de Estado de Empresas, asumirá el nuevo papel hasta, al menos, el próximo verano.

Gran Bretaña ordenó 40 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, suficiente para 20 millones de personas, y 100 millones de dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca.

Los expertos han propuesto primero administrar la sustancia a los trabajadores de la salud. También se puede dar alta prioridad a los empleados de industrias esenciales, personas con ciertas condiciones médicas y de 65 años o más.

Pfizer y su socio alemán BioNTech solicitaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que permita el uso de emergencia de su candidata a vacuna. Se espera que Moderna Inc. también busque el uso de emergencia de su vacuna pronto.

(Con información de Reforma y El Universal)