El salario real del país muestra una tendencia decreciente desde 1994 a 2018 y entre 1994 y 2014, el salario mínimo real perdió alrededor del 27% del poder adquisitivo que tenía 20 años atrás, dijo el catedrático de la Facultad de Economía de la UPAEP, Marcos Gutiérrez Barrón.

Frente a esa situación, el aguinaldo que van a tener los trabajadores en este diciembre de 2020 se dará en un contexto muy complicado y el aumento de 4% a los salarios mínimos que se busca para 2021, aunque beneficia al 44.6% de la población que recibe entre uno y dos salarios mínimos, será insuficiente para reparar la pérdida histórica de poder adquisitivo.

Gutiérrez Barrón dijo que con la pandemia y de acuerdo a los datos de la CONEVAL, el porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior a la canasta básica, es decir, de acuerdo al índice de pobreza laboral, se incrementó al pasar del 38.5% en el tercer trimestre del 2019 a 44.5% en el tercer trimestre de este 2020.

Señaló que la pobreza laboral se refiere al porcentaje de la población que tiene un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimenticia.

En el tercer trimestre del 2020 se está observando una disminución de 12.3% en el ingreso laboral real per cápita, además de que la inflación promedio anual se ubicó alrededor de 3.9%, mayor al periodo del mismo trimestre de 2019 que fue de 3.3%.

Gutiérrez Barón, manifestó que con respecto a Puebla y de acuerdo a datos del CONEVAL, “Puebla tiene una pobreza laboral que pasó del 41.6% al 54.8%, y es uno de los estados con mayor índice de pobreza laboral en el periodo de 2019 a 2020, en el tercer trimestre de este año”.

Abundó que este incremento en el índice de pobreza laboral se explica por la disminución anual del 6.7% en el ingreso laboral real y por el aumento en los precios de la canasta alimentaria y como tercer factor, el incremento en la tasa de desocupación ocasionada por la emergencia sanitaria.