A poco más de un mes de que concluya el 2020, el balance del gremio de los músicos en Puebla es que el año está perdido y no se prevé que vuelvan a retomar labores a pesar de que el mes de diciembre es la temporada más fuerte, lo cual se suma a la muerte de 38 músicos en la entidad a causa del Covid-19. 

Así lo dio a conocer Jaime Rodríguez Solís, delegado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Música de la República Mexicana, quien explicó que desde que iniciaron las restricciones por la pandemia, la suspensión de eventos comenzó a agudizarse, por lo que se vieron afectados 10 mil músicos.

Manifestó que en los últimos meses las fechas que tenían contratadas se han ido recorriendo hasta el mes de marzo del próximo año y muchas se cancelaron. 

“Estamos conscientes que será hasta el año que entra que retomaremos labores, entonces ya los compañeros ya se han hecho a la idea de que la temporada que es diciembre está perdida, que los salones que habían reprogramado sus fechas para diciembre, están reprogramando para marzo y estaremos inactivos otros 100 días más”, expuso.

Mencionó que por la falta de trabajo en bares, hoteles, celebraciones sociales que están restringidas, muchos músicos han recurrido a empeñar sus instrumentos y otros más han regresado a ejercer sus carreras y han ejercido un oficio como la carpintería, entrar a laborar a alguna empresa, o se han convertido en comerciantes, para salir adelante.

Finalmente, Rodríguez Solís indicó que la pandemia provocada por el virus del Covid-19 ha cobrado la vida de 18 músicos que han fallecido en la ciudad de Puebla y otros 20 fuera del estado.