La pelea entre el cubano Ulysses Díaz y el estadounidense Donelei Benedetto dentro de la Bare Knucle Fighting Championship (BKFC) consiguió trascender debido a que se dio el nocaut más rápido en la historia del certamen.

En realidad, el tiempo duró apenas lo que un suspiro. Pactado a 195 libras, el combate terminó luego de que Díaz conectara un derechazo al norteamericano justo cuando el réferi terminaba de dar las instrucciones a los dos peleadores.

Ulysses, tal cual cazando a su rival, escuchó la campana y se lanzó contra Benedetto, mandándolo a la lona en el segundo golpe lanzado, luego de un zurdazo que no encontró su objetivo. Su derechazo entró tan firme y poderoso que el estadounidense cayó de espaldas con los ojos completamente en blanco.

El video del golpe se reprodujo rápidamente en el mundo de las redes sociales y entró en la historia de la BKFC como el más rápido en una pelea oficial, además de contender como uno de los más espectaculares del año.

Las acciones sucedieron a tal velocidad que los encargados de la transmisión televisiva no tuvieron margen para desplegar el cronómetro del combate, donde incluso el narrador apenas pudo hilar un par de palabras durante la función celebrada en Miami, Florida.

Antes de participar en la BKFC y seguir invicto tras dos presentaciones, Ulysses fue boxeador profesional y logró una marca de 11-1. Sim embargo, prefirió cambiar de disciplina ante la falta de oportunidades.

Foto: Captura de pantalla de Twitter / @ESPNUK