Nicolás Aquino Reyes, exsubdirector de Obra Pública y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Coronango, fue vinculado a proceso por la muerte de tres mujeres, las lesiones provocadas a dos personas y los daños causados al conductor de un automóvil Hyundai i10, la madrugada del sábado anterior después de chocar su automóvil Ford Mustang 2016 en inmediaciones de la colonia Villa Verde. 

Luego de ser detenido y quedar a disposición del agente del Ministerio Público, ayer el exfuncionario municipal fue presentado ante una juez de control en el Centro de Justicia Penal de Puebla, donde la audiencia inicial para definir la situación legal del acusado inició hasta las 19 horas. 

El relato de hechos, exposición de datos de prueba, y diversas argumentaciones del representante de la Fiscalía de Puebla, así como la intervención de los abogados particulares del detenido concluyeron hasta las 2:15 horas de este martes, cuando la juez de control emitió un resolutivo. 

Tras escuchar la participación de ambas partes, la togada calificó de legal la detención y retención del asegurado, además de que decidió sujetarlo a investigación o vincularlo a proceso por los delitos de lesiones, daño en propiedad ajena y homicidio a título de culpa, e imponerle la medida cautelar de prisión preventiva necesaria por todo el tiempo que dure la investigación en su contra. 

No obstante, la juez prefirió no señalar plazo de investigación complementaria y conceder un término de 24 horas para que Nicolás Aquino decida si cambia o continúa con la misma defensa a la cual se le habría advertido que hizo varias solicitudes fuera de tiempo como la suspensión condicional del proceso por 30 días. 

Aquino Reyes fue detenido la madrugada del 7 de noviembre después de haber chocado su Mustang contra un auto compacto a la altura de Villa Verde en la Diagonal Defensores de la República, donde los dos vehículos involucrados quedaron convertidos en chatarra. Ese día, ante la gravedad de la colisión, tres mujeres que acompañaban al exfuncionario murieron en el sitio, mientras que una más sobrevivió al igual que el conductor del auto gris. 

Durante los peritajes se estableció que Nicolás viajaba en estado de ebriedad y a exceso de velocidad, por lo que una vez ante la Fiscalía de Puebla fue destituido de su cargo en el Ayuntamiento de Coronango, además de que el gobernador del estado Miguel Barbosa Huerta advirtió que por los hechos, el detenido debería pasar su proceso en prisión.