Al empresario Armando Prida Noriega le negaron una suspensión definitiva ante otra posible orden de aprehensión, luego de su detención de la semana pasada por presunta extorsión en Puebla.

La negativa fue emitida el viernes por el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal del Estado, dentro del expediente 821/2020.

El auto se dio a conocer hasta este lunes al publicarse en el portal de internet del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

El acuerdo con el que se negó frenar alguna orden de captura se dictó tres días después de que el empresario fue detenido en la Ciudad de México por elementos de la Guardia Nacional (GN).

El juzgado concluyó que no existen los actos por los que el quejoso pidió la protección de la justicia, así que no había motivos para concederla.

El veredicto se emitió en una audiencia a la que el empresario no acudió a presentar sus pruebas ni alegatos de lo que acusó, de ahí que no se hallaron elementos para otorgar la suspensión.

Proceso amparo by reportero econsulta

No probó acusaciones

Del auto se desprende que además las autoridades denunciadas por el empresario negaron los actos que acusó, y este no refutó sus argumentos.

“Todas las autoridades responsables, al rendir su respectivo informe previo negaron la existencia de los actos reclamados. En consecuencia, al haberse negado los actos que el aquí quejoso reclama, sin que en la presente audiencia haya desvirtuado dichas negativas procede negar la suspensión definitiva solicitada”, expone el acuerdo en su considerando único.

Por lo anterior el juzgado resolvió: “se niega a la parte quejosa Armando Prida Noriega la suspensión definitiva solicitada contra los actos que reclama a las autoridades señaladas como responsables, por las razones expuestas en el considerando único de esta resolución”.

Detención y liberación exprés

Prida Noriega fue detenido el 3 de noviembre por estar acusado de cometer presuntos actos de extorsión contra servidores públicos de Puebla, la Ciudad de México y el Estado de México.

Al otro día él mismo anunció su liberación a través de un video que circuló en redes sociales, en el cual negó las acusaciones en su contra.

“Ya salí, paisita, me estoy chingando unos pinches rufles; ches putos, todo lo que dijeron es mentira”, expresó sin abundar en detalles.

Medios nacionales reportaron que la detención del hijo del propietario del diario “Síntesis” se debió a que se hacía pasar como operador de la Consejería Jurídica de la presidencia de la República para extorsionar funcionarios.

Prida Noriega fue uno de los empresarios más favorecidos por el gobierno del difunto Rafael Moreno Valle, pues una empresa en la que participaba obtuvo contratos de obra pública para hacer obras emblemáticas de la administración panista, como la Estrella de Puebla, el Teleférico, el Hospital General de Teziutlán o la remodelación de la exfábrica de La Constancia.