La Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala negó que la “ausencia” que provocó el rescate de Ximena esté vinculada con algún delito, pues aseguró que la menor de 13 años declaró que fingió ser víctima de secuestro para evitar tener problemas familiares.

Asimismo la corporación rechazó que las fotografías de una camioneta blanca que circulaba cerca de la vivienda de la menor guarden relación con el hecho, puesto que Ximena salió de su casa por su propio pie.

Este viernes se informó que una menor de 13 años de edad fue localizada en un hotel del Centro Histórico de Puebla que unas horas antes supuestamente habría sido privada de su libertad en el municipio de Santa Ana Chiautempan.

El despliegue por su búsqueda inició el jueves a las 20:30 horas, cuando elementos de seguridad del estado de Tlaxcala viajaron a la ciudad de Puebla, hasta el Hotel Santa Clara en la 2 Norte, entre 6 y 4 Oriente, donde recibieron apoyo de elementos locales para rescatar a Ximena.

Pese a que todo se trató de un mal entendido, este hecho generó una campaña en redes sociales para encontrar a la menor, por lo que pidieron la localización urgente del vehículo donde supuestamente se la habrían llevado, ante esto, las autoridades pidieron frenar la búsqueda de dicha camioneta, pues hasta el momento no está relacionada con algún acto ilícito.