18 meses de que inició operaciones la Guardia Nacional en Puebla y el resto del país, la corporación creada para sustituir a la Policía Federal opera en la entidad con menos de la mitad de los elementos que los designados en un inicio, según confirmó el titular del área en el Estado.

En entrevista en el marco del banderazo de arranque al operativo Buen Fin 2020, Gregorio Arroyo Vargas quien es comandante del 18 batallón de la Guardia Nacional en Puebla, señaló que actualmente tiene a su mando aproximadamente  mil elementos, de los cuales 120 están en la capital y área metropolitana.

El efectivo que yo manejo aquí en Puebla son 120 personas (...) En el Estado está desplegada toda mi unidad; somos aproximadamente mil elementos en todo el Estado, con coordinaciones territoriales en San Martín Texmelucan, Huejotzingo, Puebla, Tepeaca, toda la carretera 150D (México-Veracruz), Tehuacán, Atlixco, Izúcar, hasta Atzitzintla y Chalchicomula de Sesma", dijo Arroyo Vargas.

Dicho estado de fuerza con el que actualmente cuenta la corporación es un 56 por ciento menor que los 2 mil 300 agentes que fueron asignados a Puebla en julio del 2019 cuando fue comenzó operaciones en la entidad para relevar a la Policía Federal, tras acusaciones de corrupción.

Cuando arrancó operaciones en Puebla se dijo que la Guardia Nacional en la entidad formaría parte de la VI Coordinación Territorial que estaría integrada de forma tripartita también por Tlaxcala y Veracruz, destinando para Puebla cinco coordinaciones regionales.

Arroyo Vargas agregó que actualmente tampoco existe un proyecto para aumentar la presencia de personal en el estado pues a pesar de que la Guardia Nacional "está creciendo", la realidad es que los nuevos integrantes continúan en formación.

Zona centro es un foco rojo

A pesar de la reducción de efectivos, el comandante Arroyo Vargas reconoció que en Puebla sí hay focos rojos en materia de seguridad pública como lo es la zona centro del estado y el Triángulo Rojo, especialmente el municipio de Tecamachalco.

"Es toda la parte central del Estado, la zona conurbada de Puebla y lo que conoce todo el mundo como el Triángulo Rojo", señaló el comandante que además indicó que una de sus principales funciones es apoyar al combate de robo en carreteras, sin embargo también colaboran en operativos por delitos del fuero común.

Respecto al robo de transporte de carga en carreteras, indicó que aproximadamente atienden de cinco a seis incidentes por semana, siendo una de las principales vías afectadas en la carretera México-Veracruz.