Rayados consiguió esta noche de miércoles una verdadera hazaña luego de ganar la Copa MX ante el equipo de Tijuana, con un cierre de partido que se complicó debido a que la visita anotó un verdadero golazo para acercarse en el marcador.

El partido de ida fue fundamental para el equipo de Monterrey debido a que lograron sacar la victoria parcial en el estadio de Xolos, donde, por la vía penal, Nicolás Sánchez sentenció el partido para llegar al segundo encuentro con la ventaja.

Ya en la vuelta la pandilla abrió el marcador nuevamente por la pena máxima, falta que el holandés Vincent Janssen se encargó de mandar al fondo en el minuto 87 para colgar el 2-0.

Apenas un minuto después David Barbona recibió el esférico luego de un rebote fuera del área. El jugador acomodó el cuerpo y sacó un riflazo de pierna derecha para vencer al arquero regio Luis Cárdenas. El tanto significó el 2-1 al 88’ que puso en aprietos a la escuadra local debido a que Xolos se fue con todo para tratar de alcanzar la igualdad en números.

 

Victoria especial

La Copa MX significó para Monterrey hacerse con el triplete que pocos equipos han logrado, pues son los actuales campeones de Liga MX, de la Liga de Campeones de Concacaf y ahora de la probable última copa debido a que la Liga de Ascenso (que también participaba en este certamen) ha sido desaparecida.

El triplete confirma el reinado de Monterrey al menos dentro del futbol mexicano, posicionándose como uno de los clubes más ganadores en la última década. Esto sin hacer de lado el campeonato que también posee el equipo femenil, pues son también las actuales campeonas de su rama.

 

Foto: Twitter / @Rayados