Pese a los altos índices de contaminación ambiental en el estado, en el municipio de San Francisco Altepexi cada vez se vuelven más comunes los tiraderos clandestinos, llegando a acumular 100 de estos espacios, tan solo en la cabecera municipal.

Gregorio Cruz Ramírez profesor jubilado y vecino de esta demarcación manifestó que por varios años las autoridades han permitido los tiraderos clandestinos:

“Empiezan a crecer poco a poco, por ejemplo: si alguien deja escombro en lotes baldíos, más tarde los vecinos van dejando basura que se produce en las viviendas, además de desechos en general y hasta basura de los mercados”, indicó.

Por otra parte, los carniceros también buscan la manera de deshacerse de su desperdicio, por lo que ocupan estos espacios para tirar restos de animales, lo que genera 'focos rojos' para la salud de los habitantes, y es que este tipo de deshechos generan una gran cantidad de infecciones, además de la proliferación de perros callejeros.


Cruz Ramírez argumentó que para que este tipo de acciones proliferen, han colaborado diversos sectores, como las autoridades, a quienes se les han hecho llegar las peticiones para frenar la incidencia, pero no han dado respuesta.
 

Añadió que la problemática ya se reportó al ayuntamiento, específicamente con el área de Ecología, pero como se han tenido algunos cambios, el tema quedó inconcluso y no se le ha dado seguimiento, situación por la cual, en vez de disminuir, ha ido en aumento.

Por último Cruz Ramírez exhortó a las autoridades, como a pobladores, a ponerse  a trabajar, si quiera en el último año que le queda a la administración, ya que ha sido poco el trabajo reflejado por el ayuntamiento en estos casi dos años de gobierno de Pablo Desiderio Miguel.