Académicos e integrantes del Consejo Universitario de la BUAP se pronunciaron este jueves a favor de la defensa de la autonomía de la institución y en contra de la persecución política por parte del gobierno del estado hacia el rector Alfonso Esparza Ortiz.

A su vez el funcionario universitario retó al gobierno del estado a presentar las supuestas pruebas de su mal manejo de recursos, para que sean valoradas por instancias imparciales y cese el acoso en contra de él y de sus familiares, en especial su hija que participó en el equipo Lobos BUAP.

Por la noche, el gobierno estatal emitió un comunicado en el que aseguró que no persigue u hostiga a alguna persona, sin embargo indicó que el rector no personifica la autonomía de la universidad y es investigado como presunto responsable de delitos que dañaron el patrimonio de la institución.

Formalizan defensa

En el noveno y último punto de la octava sesión extraordinaria del Consejo Universitario se presentaron dos posicionamientos por parte de José Manuel Alonso Orozco, director del Complejo Regional Centro, y de Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, director de la Facultad de Cultura Física.

El pleno del máximo órgano de gobierno universitario aprobó por mayoría de votos las posturas para su publicación y difusión, a fin de dejar clara la posición de la comunidad de la BUAP sobre lo que consideran un embate y acoso político de los tres poderes del estado, encabezados por el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Cabe señalar que el jueves pasado la Auditoría Superior del Estado informó que presentó tres denuncias penales contra el rector, por presuntas operaciones simuladas, abuso de autoridad y tráfico de influencias.

De forma previa Barbosa Huerta cuestionó el papel del rector en el manejo del Hospital Universitario al inicio de la contingencia por Covid y en la operación del club de futbol Lobos BUAP.

Acusa Esparza persecución por negarse a renunciar

Este jueves el rector Alfonso Esparza Ortiz recalcó que desde el inicio del actual gobierno estatal, encabezado por Miguel Barbosa Huerta, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha enfrentado una de las mayores persecuciones políticas de su historia, que ha atentado contra la autonomía, la libertad de cátedra, la seguridad y libertad de sus funcionarios.

"Como rector de la universidad he sido objeto de amenazas y de diversas, varias denuncias, sin fundamentos contra mi persona y contra mi familia, todo como resultado de mi postura de no querer renunciar al cargo y de evitar que el gobierno estatal tome el control de esta casa de estudios", señaló.

El rector señaló que "no es fácil" mantenerse en su postura cuando los principales afectados por dicha persecución son sus familiares, sin embargo calificó la situación como "una obligación" para mantenerse al frente de la institución de cara al último año de su gestión, pues en 2021 se deberá elegir a su sucesor.

Sin embargo ante las propuestas de integrantes del Consejo Universitario para realizar movilizaciones u otra actividad que sirva para dejar manifiesto el apoyo a su rectorado, Esparza Ortiz pidió mesura a los universitarios para evitar caer en confrontaciones o hechos que puedan derivar en actos de violencia.

"Hago un llamado a la comunidad universitaria a mantener la calma antes de tomar acciones que puedan tornarse violentas para defender nuestra institución, aquí estoy frente a esta institución y al lado de los universitarios", reiteró.

Asimismo aseguró que la persecución en su contra deriva de su postura de no renunciar al cargo como rector de la máxima casa de estudios del estado y entregarle el control de la misma a la administración de Miguel Barbosa Huerta, por lo que exigió que se presenten las denuncias correspondientes y sean resueltas por instancias imparciales.

"Si existen las pruebas que dicen tener desde hace más de un año de mi supuesta deshonestidad, es momento de presentarlas y dirimirlas ante instituciones verdaderamente independientes y justas, de lo contrario exijo que dejen de amenazarnos y presionarnos, exijo que nos dejen trabajar en paz como siempre lo hemos hecho, en beneficio de las y los poblanos", sostuvo.

Asedio de la ASE es infundado

Ante el Consejo Universitario, José Manuel Alonso Orozco destacó el asedio por parte de las instituciones del gobierno del estado de Puebla, que han llegado a "manipular a la opinión pública" para desacreditar a las autoridades universitarias a través de señalamientos de corrupción no sustentados.

Recordó que desde la llegada del titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE)Francisco Romero Serrano, se ordenó la supervisión en tiempo real de la situación financiera de la BUAP correspondiente al ejercicio fiscal 2019, a pesar de que esta actividad constitucionalmente debe de corresponder a la Federación.

"Dicha revisión resultó a todas luces ilegal, de ahí que la propia Auditoría Superior de la Federación tuvo que pronunciarse por el respeto a la exclusividad del ámbito de su competencia, pronunciamiento al que además se sumaron diversos diputados federales del Congreso de la Unión", señaló el académico.

Recordó que la ASE revocó su propia orden de auditar a la máxima casa de estudios del estado, al tiempo en que se recurrió a un discurso basado en que la BUAP se había negado a la revisión de los recursos.

En este sentido refirió que la ASE impuso una sanción al rector Alfonso Esparza Ortiz, misma que hasta el momento no se ha cumplido pues se impugnó ante la existencia de aspectos de ilegalidad, porque "los titulares de los poderes Ejecutivo y Legislativo, primero argumentaron que el ejercicio de la auditoría era legal y luego que sus resultados arrojaban actos de corrupción".

Alonso Orozco refirió que otra de las embestidas gubernamentales fue el intentar nombrar a un contralor interno desde el poder Legislativo, situación que generó repudio a nivel nacional por parte de otras instituciones educativas que previamente ya han tratado de ser controladas a través de los congresos locales mediante esta figura.

"Todos sabemos que el siguiente paso fue intentar nombrar al contralor interno de la universidad luego que desde el ámbito nacional recibió el repudio de las universidades por ser un acto que atenta contra la autonomía universitaria", recordó.

Recalcó que la permanencia del rector en su cargo se tradujo primero en amenazas públicas de actuar penalmente contra su familia y luego se pasó a los hechos, por lo que incluso cuestionó la filtración de documentos a medios de comunicación, a fin de influir en la percepción de la sociedad y generar una visión distorsionada.

"Igualmente reprochable ha sido que algunos medios de comunicación exhiban las denuncias que deberían legalmente permanecer en reserva. Esto último no ha sido un hecho aislado sino una constante y denota la forma en la que los servidores públicos del gobierno del estado se interesan en difundir sus amenazas y generar una versión distorsionada de la realidad con el propósito de justificar los reprobables hechos y las acciones ilegales que estarían por materializar", sostuvo.

Consejo responsabiliza a Barbosa de ataques

El Consejo Universitario apoyará las acciones legales que tanto el rector como la máxima casa de estudios decidan emprender para defenderse de la persecución política que acusan.

"El Honorable Consejo Universitario identifica en la figura del rector y su familia al principal centro de los ataques de los poderes del gobierno del estado, por lo que responsabiliza directamente al gobernador de cualquier acto que atente contra los derechos fundamentales del rector, de su familia y de cualquier autoridad universitaria", dice parte del posicionamiento.

"El Honorable Consejo Universitario apoya las acciones legales realizadas por su rector y demás autoridades universitarias para salvaguardar los derechos que les asisten y les exhortan a realizar cualquier otra opción sin cuestionar la legalidad de los actos y la calidad moral de quienes la realizan", agregaron.

Proponen alianza con Diputados, Senadores y Universidades

Además el Consejo Universitario aprobó hacer un llamado a otras instituciones de educación pública en el país para unirse a la defensa de la autonomía de la BUAP y defender sus derechos vulnerados, presuntamente, por los ataques del gobierno del estado.

El director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, Francisco Vélez Pliego, propuso añadir al posicionamiento un llamado a diputados federales, senadores e instituciones de educación pública en el país para realizar foros y reuniones donde se pueda exponer la verdadera situación por la que atraviesa el estado en materia política.

De acuerdo con Vélez Pliego, esto permitiría elaborar estrategias no solamente políticas sino también legales, para obligar al gobierno del estado a qué actúe con imparcialidad, al recordar que existen denuncias como las del caso de Lobos BUAP donde la Fiscalía General del Estado no ha querido proceder y a más de un año el caso continúa estancado.

Gobierno niega persecución

A través de un comunicado de cinco puntos, el gobierno estatal rechazó que persiga de forma política a alguien en particular, sin embargo refirió que el rector Alfonso Esparza es investigado por dañar el patrimonio de la universidad y pidió que no se ocupe la autonomía para defenderse.

El texto íntegro es el siguiente:

Primero. Categóricamente afirmamos que por parte del Gobierno de Puebla no existe persecución u hostigamiento hacia alguna persona. Esta administración cree en la ley, su compromiso es respetarla y hacerla cumplir. Desde el primer minuto hemos hecho prevalecer el Estado de Derecho y así seguirá siendo.

Segundo. La autonomía universitaria es una garantía jurídica que permite a algunas instituciones de educación superior establecer condiciones adecuadas para su organización interna, su administración y el desarrollo de sus actividades sustantivas como son la docencia, la investigación y la difusión de la cultura.

La autonomía universitaria no significa aislamiento, ni actuar al margen del ordenamiento jurídico; al contrario, establece vínculos y compromisos por el bien común de toda la sociedad.

Tercero. El rector no personifica la autonomía universitaria de la BUAP, él es un servidor público que tiene que cumplir con las funciones y obligaciones que establecen las leyes y los propios ordenamientos universitarios.

Ningún servidor público puede ampararse en la autonomía universitaria para no cumplir con la ley.

Cuarto. El rector está siendo investigado como presunto responsable de delitos que dañaron el patrimonio de la BUAP. Dichas investigaciones deberán desarrollarse de acuerdo al debido proceso para deslindar responsabilidades, esto es lo que procede en un Estado de Derecho.

Que se deje de utilizar como argumento la autonomía universitaria para confundir a la comunidad de la BUAP y a la opinión pública; así como para intentar evadir la rendición de cuentas, la transparencia y la aplicación de la ley.

Quinto. El Gobierno del Estado de Puebla expresa su absoluto respeto a la autonomía y a la comunidad universitaria de la BUAP; así como su compromiso con el combate a la corrupción.