A través de un punto de acuerdo, el diputado federal del Partido Encuentro Social (PES), Fernando Manzanilla Prieto, exhortó al gobierno del estado de Puebla, a que haga pública la información sobre todos los recursos materiales con los que cuenta para las actividades de patrullaje, así como de su uso en actividades para la prevención de actos delictivos y en seguridad pública.

Asimismo, desde San Lázaro, solicitó al gobierno de la entidad, a que desarrolle estrategias en materia de seguridad pública en las cuales se contemple el uso de todos los recursos vehiculares destinados al patrullaje por parte de los elementos de la policía estatal de Puebla.

Refirió, que en fechas recientes se han presentado múltiples reportes ciudadanos en los se denuncia la falta de presencia y patrullaje de la policía estatal y municipal, lo cual resulta preocupante ya que en octubre de 2019, el gobierno del estado asignó a la empresa Lumo Financiera del Centro, SA de CV el contrato para la renta de mil patrullas, con un costo total de mil 387 millones 413 mil 360 pesos.

Empero, el legislador poblano, cuestionó, el hecho de que actualmente 200 de las mil patrullas nuevas se encuentran detenidas en las instalaciones del gobierno de Puebla, sin ser usadas por elementos de la policía estatal, en parte, debido a la falta de personal en estas instituciones.

"Las cifras obtenidas en la ENSU muestran la preocupante situación en materia de seguridad que viven los poblanos, ya que los actos delictivos han mermado gravemente su confianza en realizar actividades de la vida diaria como es el uso de transporte público, disposición de dinero en sucursales bancarias, vida nocturna, entre muchas otras", apuntó.

Manzanilla indicó que en materia de seguridad durante 2019, el gobierno del estado de Puebla reconoció que la entidad se encontraba atravesado momentos complicados en el combate delincuencia. Ante estos hechos, se anunció un incremento sustancial al presupuesto destinado en la materia para el año 2020.

Puntualizó que algunas de las acciones prometidas por el gobierno local para disminuir los índices de inseguridad en el estado fueron la construcción de 32 cuarteles de seguridad; compra de 150 millones de pesos en municiones a la Secretaría de la Defensa Nacional; inversión de 200 millones de pesos para los centros de mando del estado, como el C5 y el C4; incremento de dos mil policías estatales; arrendamiento de mil patrullas y; la ampliación de atlas delictivo.

Sin embargo, señaló que desafortunadamente, los resultados de estas acciones no se reflejaron en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ya que en el caso de Puebla se obtuvo que 86.8 por ciento de la población se siente insegura en su ciudad , este porcentaje se encuentra en el último nivel de medición junto a ciudades como Ecatepec (estado de México) con 94.4 por ciento, Reynosa (Tamaulipas) con 82.6 por ciento, Ciudad Juárez (Chihuahua) con 82.3 por ciento y Tijuana (Baja California) con 85.6 por ciento.

De igual forma, respecto a la percepción por parte de la población adulta sobre la efectividad de las autoridades –federales y locales–, en materia de seguridad pública, se identificó que en Puebla 80.5 por ciento consideró un desempeño efectivo por parte de la Marina, 77.5 por ciento por parte del Ejército, 59.8 por ciento por parte de la Guardia Nacional.

A nivel local, las cifras disminuyen considerablemente ya que sólo 30.7 por ciento de la población percibe un desempeño efectivo por parte de la Policía Estatal y sólo 22.7 por ciento en el caso de la Policía Preventiva Municipal.

"Por ello resulta preocupante que el gobierno del estado de Puebla y su Secretaría de Seguridad Pública limiten los recursos materiales para llevar a cabo las labores de seguridad y vigilancia, ya que de ser usados por parte de los elementos policiales, podrían servir para regresar la tranquilidad a las decenas de familias poblanas que se sienten inseguras en las calles de su ciudad", finalizó.