Al menos 200 de las 1 mil patrullas que fueron rentadas hace 10 meses por el gobierno del estado siguen sin ser usadas pese a que por cada una se pagan 1 mil 712 pesos diarios, esto por la falta de personal en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Así fue exhibido durante el noticiero estelar de Televisa con Denise Maerker, donde se documentó que las patrullas siguen varadas en el Complejo Metropolitano de Seguridad del Estado de Puebla (C5), tal y como en septiembre pasado lo documentó e-consulta durante un recorrido.

En el reportaje presentado a nivel nacional se dio cuenta, a través de imágenes captadas con drones, de que se trata de  200 patrullas que están estacionadas y sin usar, en los patios del C5 y en la Dirección de la Policía Estatal en la colonia Azcárate.


Además el medio recogió testimonios anónimos de policías estatales que confirmaron que a pesar del costo que tiene la renta de las patrullas, las cámaras siguen sin estar conectadas, los radios no funcionan y registran otros desperfectos.

Las citadas patrullas se encuentran varadas a pesar de que existen municipios del área metropolitana, colonias y unidades habitacionales que no cuentan con seguridad pública y padecen robos, asaltos y otros delitos diarios, como el caso de Coronango donde apenas cuentan con 14 patrullas, según el reportaje.

Noticieros Televisa señaló que en una tarjeta informativa la Secretaría de Seguridad Pública Estatal reconoció solamente 15 patrullas detenidas, las cuales dijo forman parte de un "stock" que permite tener patrullas de repuesto en caso de que alguna de las que está en circulación sufre un desperfecto.

Fue el año pasado que el gobierno del estado firmó el contrato de arrendamiento por 1 mil patrullas con la empresa Lumo Financiera S.A. de C.V., sin embargo fue hasta el 26 de enero que el gobierno del estado informó que el total de las unidades ya habían sido entregadas.

Pero además de que estás unidades no se usan, hay aproximadamente 50 patrullas adquiridas por las administraciones anteriores que siguen en condiciones para circular pero que están arrumbadas pues no cuentan con los rótulos de la actual administración para salir a las calles.