La bancada de Morena en el Senado –con apoyo del PT y del Verde– aprobó la extinción de 109 fideicomisos con una bolsa de 68 mil millones de pesos.

La votación en la madrugada fue de 65 a favor, 51 en contra y una abstención.

Los morenistas buscaron una sede alterna y el uso de fuerza pública para garantizar la aprobación de la iniciativa.

Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena, logró llevar la sesión a la vieja sede del Senado, la casona de Xicoténcatl, resguardada por 350 elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a solicitud por escrito del presidente del Senado, Eduardo Ramírez, según una nota del diario Reforma.

 También se colocaron vallas metálicas para impedir paso de manifestantes. “Es un encargo del Presidente”, reconocía Monreal a su grey en la vieja sede del Senado pasadas las 13:00 horas, con la sede de Insurgentes y Paseo de la Reforma bloqueada por grupos de manifestantes.

El bloque opositor se había reunido a mediodía con gobernadores de la Alianza Federalista –la instancia que se desprendió de la Conago– para recibir su apoyo. “Esta pretendida reforma es muestra de la lejanía con la realidad. La 4T quedará marcada con la huella del colapso. Sería el inicio del colapso”, consideró el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral. El senador morenista Alejandro Armenta, planteó que la extinción de los fideicomisos no significaría la eliminación de apoyos.