Este sábado entra en vigencia el toque de queda nocturno en nueve ciudades, incluyendo París, decretado por el gobierno de Francia para frenar la nueva ola de Covid-19 que afecta al país.

El toque de queda se aplicará de las 9 de la noche a las 6 de la mañana, entrará en vigor este sábado y tendrá duración de 1 mes, detalló el presidente Emmanuel Macron, según una nota publicada por el diario Excelsior.

El toque de queda durará cuatro semanas e iremos al Parlamento para extenderlo hasta el 1 de diciembre. Seis semanas es el tiempo que creemos útil", explicó  Macron.

El mandatario advirtió que la "segunda ola" ya se está abatiendo en el país.

Además de la capital París, el toque de queda se aplicará en Lille, Grenoble, Lyon, Aix-Marseille, Montpellier, Rouen, Toulouse y Saint-Etienne.

Durante el día, la vida de los franceses no cambiará y no habrá restricciones a la circulación dentro del país.

Francia, uno de los países europeos más golpeados por el virus, contabiliza ya cerca de 33 mil muertos por Covid-19.

El número de contagios ha aumentado constantemente en las últimas semanas en Francia, sobre todo desde el regreso de las vacaciones de verano.