El edil de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández, rindió su segundo informe de gobierno a través de un video ya que se encuentra prófugo de la justicia, e incluso envió un saludo al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

“Señor gobernador, le mando un saludo, estamos trabajando juntos, estamos cumpliendo nuestros compromisos, usted es un testigo de que su amigo, muy trabajador, un serrano, un indígena, precisamente ustedes me conocen, no puedo hablar bien el español y no puedo escribirlo bien, pero somos trabajadores y estamos cumpliendo”.

Al inicio de la ceremonia Samuel Olivier Balderas, delegado de Gobernación en la zona y representante del gobierno del estado, abandonó el recinto oficial, pues dijo que el gobierno no se prestará a dichos actos, refiriéndose a la grabación del edil de Ajalpan.

Pese a ello el Secretario General del Ayuntamiento, Juan Guzmán Ruiz, dio la bienvenida a los presentes y dio pauta para la reproducción del video en el cual Salvador Hernández mencionó que se ha trabajado en conjunto con los ciudadanos que integran las 45 juntas auxiliares e inspectorías, asimismo con la cabecera municipal en donde se han emprendido acciones a pesar de la pandemia.
incluso dijo que los días martes y jueves se atienden las peticiones de los pobladores, sin embargo no precisó si es él quien brinda la atención o algún representante.

“Estamos atendiendo a los ciudadanos de la Sierra Negra el día martes y el día jueves, estamos en reuniones”.

A través de un audio se explicaron las acciones que realizó la comuna; por último, apareció Salvador Hernández en pantalla para agradecer a los asistentes y por la asistencia al evento este jueves.

Edil es buscado por supuestos nexos con el crimen
El 30 de marzo de 2020, en un enfrentamiento armado entre bandas delictivas y policías del municipio de Ajalpan a las afueras de San Sebastián Zinacatepec, salieron a la luz las supuestas relaciones del edil con el crimen organizado que opera en la zona.

De ese enfrentamiento resultaron un delincuente y un policía municipal muertos.
Esta situación lo obligó a pedir licencia por 90 días por supuestos problemas de salud, siendo a través de una Sesión de Cabildo improvisada cuando se le autorizó el permiso.
El lunes siguiente su hijo Salvador Hernández Tirzo asumió el cargo como edil suplente, sin embargo se cumplió el periodo de los 90 días y el lugar quedó acéfalo.

Durante la  presentación del segundo informe, se contó con la presencia de 12 de los 13 regidores del municipio.