La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) desactivo la alerta interestatal para Puebla y Tlaxcala luego de que ayer se reportó el robo de una unidad radioactiva, misma que por la noche fue localizada en una carretera del municipio de Calpulalpan.


A través de un boletín la CNPC dio a conocer sobre la localización de la fuente radioactiva de Iridio-192, la cual estaba en la antigua carretera que comunica las localidades de San Marcos y San Felipe, parte de la carretera Calpulalpan-Texcoco, en territorio tlaxcalteca.

Al momento del hallazgo, el contenedor con la fuente radioactiva estaba en perfectas condiciones físicas y radiológicas, por lo que la CNPC procedió a su aseguramiento con personal y equipo adecuado, a fin de llevarla a su destino.

Tras realizarse los protocolos correspondientes las autoridades federales desactivaron la alerta interestatal para Puebla y Tlaxcala toda vez que el contenedor no presentaba daños y esto descartaba cualquier riesgo para la salud de la población aledaña.

Además de estas dos entidades la alerta también se emitió para Querétaro, Michoacán, Guerrero, Morelos, Hidalgo, Estado de México y la Ciudad de México, toda vez que el robo ocurrió en el estado de Tlaxcala.