Daniel Huerta, subinspector de la sección de Protección del Menor de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, pidió a los internautas no compartir fotografías de menores en redes sociales.

Huerta informó que en internet existe una excesiva cantidad de contenido que satisface la creciente demanda de pederastas por material pornográfico en España, situación que pone en peligro la integridad de los menores:

“En el pasado los pedófilos se escondían, vivían su trastorno como un lastre, un pecado; ahora los desviados se pavonean de él públicamente y llegan a hacerse de oro con el tráfico de imágenes. Se sienten comprendidos por el resto de la masa de depravados”.

Durante una entrevista con ABC, el subinspector pidió a los padres supervisar el uso de redes sociales de sus hijos si aún no cuentan con edad suficiente para su empleo:

“¡Por favor, no lo hagan, ni en Facebook ni en otro lugar! Tenemos muchos casos de jóvenes de 14 años que distribuyen ellos mismos contenido de porno infantil que encuentran en páginas en las que se meten mientras sus padres piensan que están entretenidos; o que inician juegos online que acaban con un vídeo suyo o la difusión de una imagen que, sin quererlo, acaba en manos de miles de personas”, añadió.