En un acto de imprudencia y poco respeto, un par de trabajadoras de un centro para adultos mayores se grabaron mientras violentaban a una mujer de la tercera edad, donde una le gritaba y la amenazaba mientras su compañera documentaba la situación.

El hecho ocurrió en la residencia para personas de la tercera edad Mossèn Homs de Terrassa, España, como informó el portal ElDiario.es.

Las empleadas que aparecen en el video ya han sido despedidas y la dirección de la residencia para personas de la tercera edad abrió un expediente disciplinario, señaló el medio.

Los departamentos de Salud y Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, titular del centro, denunciaron el hecho ante los Mossos, además de dar a conocer que interpondrán una denuncia judicial.

“Actuaremos ante cualquier caso de trato vejatorio a una persona residente en un centro de atención a la gente mayor”, aseguraron.

En las imágenes difundidas se puede ver que la empleada que grabó el suceso se encuentra riéndose, mientras su compañera trata de darle de comer a una mujer de la tercera edad que se encuentra acostada.

“Gorda, venga. Eliza, que coma […] abre la puta boca ya […] vieja cascarrabias”, dijo una de las mujeres tratando de darle un bocado a la mujer. Al percatarse de que era grabada, comentó que “ella no es así”, pero que la paciente la sacó de quicio.

Posteriormente, se volvió contra ella en un tono más elevado:

“¡Eliza, la pastilla! ¿Qué no entiendes que te la tienes que tomar? ¿Sabes qué? Si no te la quieres tomar, no te la tomes y ya, si te duelen los pies o la cabeza, te vas joder; hombre ya, la puta pastilla”.

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, lamentó el suceso y comentó que la situación es un reflejo de la incompatibilidad de las empleadas para el servicio público, así como al respeto de los derechos humanos más básicos, según ElDiario.es.

Foto: Capturas de pantalla de Twitter