El PAN condenó la desaparición del Cabildo de Tehuacán, mientras que el PRI avaló y defendió el proceso luego de que obtuvo espacios en el concejo que se busca establecer en el municipio.

El coordinador de los diputados panistas, Oswaldo Jiménez López, acusó este lunes que la disolución del Cabildo es una aberración jurídica impulsada por capricho del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En rueda de prensa previa a la votación en el Congreso del estado, vio como “ridículo” que los legisladores de Juntos Haremos Historia busquen destituir a los regidores, pero en el nuevo concejo impulsen como regidora titular a Yocelin Diego Cortez, quien actualmente es regidora suplente y a la vez directora de Ingresos del ayuntamiento.

Por ello calificó de “lacayos” a los congresistas de Morena, PT, PVEM y PES, por pretender aprobar la desaparición de poderes con omisiones, errores y a pesar del freno de la SCJN.

Criticó que el bloque mayoritario solo busca complacer a Barbosa Huerta aunque esto represente un desacato a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al prever que la mayoría se impondrá en la votación, advirtió a sus compañeros que pondrán en riesgo su cargo, pues ir en contra del alto tribunal se castiga hasta con la destitución.

Esto al recordar que el 1 de septiembre la Corte otorgó una suspensión provisional al ayuntamiento de Tehuacán y ordenó al Congreso local abstenerse de ejecutar una resolución sobre la desaparición del Cabildo.

“Se concede la suspensión solicitada por el ayuntamiento de Tehuacán, Puebla, para el efecto de que el Poder Legislativo de la entidad se abstengan (sic) de ejecutar las resoluciones que, en su caso, hayan dictado o pudieran dictar en relación con la desaparición del ayuntamiento, hasta en tanto se resuelva de fondo la presente controversia constitucional; en los términos precisados en el presente acuerdo”, ordenó la Corte como parte de la controversia constitucional 118/2020, promovida por el ayuntamiento.

PRI apoya tras beneficios 

El PRI a su vez avaló y defendió la extinción del Cabildo de Tehuacán, con el argumento de que ya es tiempo de que se establezca orden en el municipio.

El dirigente estatal del partido, Néstor Camarillo Medina, dijo que el tricolor “respeta” la decisión de los diputados y a la vez respetará lo que resuelva la Corte.

En rueda de prensa antes de la sesión en el Congreso, defendió que el tricolor respalda la extinción del Cabildo porque “está del lado de las mayorías y de las instituciones”.

Como el domingo en la Comisión de Gobernación, los priistas Javier Casique Zárate y Rocío García Olmedo tuvieron posiciones distintas sobre la disolución, refirió que el tricolor respeta la postura crítica de la legisladora y no la censurará.

“Seremos respetuosos de nuestros diputados, porque cuentan con mucha experiencia y un nuevo PRI no significa que no haya diferencias (...) a la diputada Rocío le reconocemos su liderazgo, pero el PRI está del lado de las mayorías y de las instituciones. Al final quien decidirá será la Suprema Corte”, refirió.

No obstante, para apoyar la extinción del Cabildo el PRI se hizo de tres espacios en el concejo municipal que se pretende establecer.

Casique Zárate acomodó como regidores propietarios a María del Carmen García de la Cadena Romero, exdiputada federal del PRI de 2012 a 2015 y a Manuel Soto Herrera, exreportero y actual asistente del legislador priísta. Erick Meneses López, ex auxiliar administrativo en la dirigencia estatal del PRI, quedó como regidor suplente.