Las denuncias por narcomenudeo y por delitos que cometen servidores públicos crecieron a más del doble en Puebla, entre los periodos de enero a agosto de 2019 y de 2020.

En tanto que los homicidios, feminicidios, robos y secuestros, se redujeron hasta en un 72 por ciento, de acuerdo con el reporte delictivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) actualizado al octavo mes del año.

En la última semana ocurrieron en el estado por lo menos tres hallazgos de cuerpos mutilados o encobijados, crímenes que especialistas relacionan con el tráfico de estupefacientes.

 

Escalan denuncias por narcomenudeo

Las cifras mostradas por el SNSP este domingo revelan que las denuncias por narcomenudeo crecieron a más del doble.

Entre enero y agosto del año pasado las autoridades registraron 289 denuncias por ese delito, pero en el mismo periodo de 2020 los casos crecieron a 703, es decir 414 más que equivalen a un 143 por ciento.

 

El portal ciudadano conocido como el Semáforo Delictivo relaciona al narcomenudeo con ejecuciones, otro delito de alto impacto.

El jueves pasado se reportó el hallazgo de dos cuerpos encobijados y con huellas de tortura en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez. Las víctimas estaban maniatadas y en avanzado estado de descomposición.

Un día después, el viernes, se encontraron restos humanos a unas calles de la presidencia de Santa Clara Huitziltepec, los cuales se encontraban en una bolsa negra de plástico y correspondían a un hombre que fue decapitado.

 

Denuncian ilícitos de servidores públicos

Las denuncias por delitos cometidos por servidores públicos también crecieron a más del doble, al pasar de 276 a 725, lo que implica una diferencia de 449 casos, que representan una diferencia de 163 por ciento más.

Estos casos tienen que ver con tráfico de influencias, abuso de autoridad, uso ilegal de facultades, enriquecimiento ilícito, intimidación, ejercicio indebido de funciones, sobornos o cobrar ilegalmente por servicios.

Además la violencia familiar creció de 6 mil 175 a 6 mil 254 casos, lo que implica 79 más que representan uno por ciento.

 

Disminuyen delitos de alto impacto

En cambio, disminuyeron los secuestros en un 72 por ciento, debido a que las denuncias pasaron de 60 a 17, que implican 43 casos menos.

Los robos se redujeron en 33 por ciento, al pasar de 24 mil 937 a 16 mil 696, es decir, 8 mil 241 menos. Destacan los asaltos a transportistas (-58%), a negocio (-37%), a casa habitación (-29%), de vehículos (-20%).

Los homicidios bajaron en 26 por ciento, de 1 mil 158 a 853. Los asesinatos intencionales disminuyeron en 19 por ciento, de 764 a 618, mientras que los imprudenciales se redujeron en 40 por ciento, de 394 a 235.

Destaca el caso de los feminicidios, que se redujeron en tres por ciento, al pasar de 40 a 39, pese a que a lo largo del año este delito tuvo un comportamiento al alza.

Foto: Especial