El director de cine mexicano Michel Franco ganó este sábado el León de Plata de la 77ª edición de la Muestra de Cine de Venecia, por su película "Nuevo Orden".

La cinta es una metáfora despiadada de México y del mundo moderno, azotado por las diferencias sociales, el racismo, las desigualdades.

En los últimos cuatro años dos mexicanos y un venezolano se han llevado a casa el codiciado León de Oro. Franco, que se va de Venecia con el segundo premio en importancia de la Mostra.

El León de Oro fue para “Nomadland”, un viaje existencial protagonizado por Frances McDormand, que se erigió como gran favorita tras su presentación en el último día de la competición, se esperaba un reconocimiento importante para el filme de Franco, como así ha sido.

 

 

Un León de Plata Gran Premio del Jurado que confirma la buena relación del cine latinoamericano, pero especialmente el mexicano, con la Mostra de Venecia.

El primer León de Oro para una película latinoamericana lo consiguió en 2015 “Desde allá”, dirigida por un venezolano, Loreno Vigas, casi adoptado por México, donde ha desarrollado su carrera, apoyado, entre otros, por Michel Franco, que ejerció de productor de ese filme.

En 2017 le tocó el turno a Guillermo del Toro, un merecidísimo León de Oro por “The shape of water” (“La forma del agua”), puro talento mexicano para contar un idilio anfibio en una producción estadounidense. Acabaría llevándose cuatro Óscar, incluidos los de mejor filme y mejor director.

Y al año siguiente fue su compatriota y amigo Alfonso Cuarón el que logró que todos se rindieran a su homenaje a su infancia mexicana en “Roma”, León de Oro primero y Óscar a mejor director, película extranjera y fotografía.

 

 

Con información de Excelsior, Quién y Forbes México