Más de 4 mil 673 millones de pesos dejaría de recibir Puebla en 2021 como consecuencia de la reducción del presupuesto federal, informó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien ante ello advirtió una reducción en el gasto corriente del estado que provocaría un recorte de personal.

Barbosa Huerta aseguró que se pondrá en marcha una política de austeridad en el gasto de las dependencias para ahorrar recursos, y garantizó que no se crearán nuevos impuestos para compensar la baja en el presupuesto.

De los fondos federales en los que se prevé una reducción destaca la que tiene que ver con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) -que ahora administrará de forma directa la federación-, ante la pandemia de coronavirus que aún no acaba.

Bajan recursos para nómina y operación

En conferencia de prensa, la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro, detalló que el grueso del presupuesto se divide en tres grandes partidas: el ramo 28, el ramo 33 y los convenios federales.

La federación plantea una baja del 7.1 por ciento en el Ramo 28, ya que en 2020 obtuvo 40 mil 950 millones de pesos y para 2021 se plantean 39 mil 320 millones, lo que implica una reducción de 1 mil 629 millones de pesos.

Este rubro contempla las “participaciones” que se entregan a los estados y sus municipios, los cuales son de libre disposición y pueden ocuparse para pagar nómina, gastos de operación e insumos básicos.

En los convenios el estado dejará de recibir 3 mil 44.3 millones de pesos, de los 8 mil 705.3 millones que obtuvo este año, lo que se traduce en una reducción del 37.1 por ciento.

Acá se expuso que buena parte tiene que ver con los recursos que se destinan al Insabi y que ahora manejará de forma directa la federación. Barbosa Huerta destacó que el gobierno federal comprará ahora el equipo y medicamentos, lo que podría provocar algún problema cuando un fármaco se necesite de forma urgente.

En contraste, aumentarán los recursos del Ramo 33, que pasarán de 36 mil 723 a 39 mil 162 millones de pesos, es decir, 2 mil 439.5 millones de pesos más.

Hay que subrayar que ese capítulo de gasto prevé recursos que se entregan a los municipios a través de fondos para Fortalecimiento Municipal, obras, salud, y que no pueden modificarse o destinarse para otros gastos por las autoridades locales.

Además se indicó que se estima una baja de 8 mil a 7 mil millones de pesos en recaudación propia para el siguiente año.

Por ello se reducirá el aparato gubernamental, se busca incrementar el número de contribuyentes y eficientar la recaudación propia para el próximo año, aunque apenas se definirán los montos.

Hay que recordar que en noviembre pasado, Barbosa anunció también un recorte de por lo menos 1 mil 34 plazas que eran supuestamente ocupadas por “aviadores” que llegaron en los sexenios panistas.

El gobernador expuso que los ahorros e incrementos de recursos propios que se generen a partir de esta política de racionalización permitirán que la administración estatal invierta en combate a la pobreza y seguridad, así como en educación, bienestar y salud.