Como muchas veces suele suceder existen cosas guardadas en la cocina, alacena o el refrigerador que podemos pasar por alto y no saber si la fecha de consumo preferente o fecha de caducidad ha vencido, lo que te hace repensar si continúa siendo comestible o no.

Ya te mostramos en este portal la lista de productos que podrías consumir incluso si la fecha de caducidad ha pasado, pero hay alimentos que no vienen con este empaquetado, por lo que saber si continúan “buenos” o no podría ser una cuestión de suerte.

Para el caso del huevo sí existe un truco sencillísimo con el que podrás saber si aún mantiene sus propiedades o simplemente ya está echado a perder. Para hacerlo necesitarás un recipiente hondo, agua fría y huevos.

 

Procedimiento

1. Llena el recipiente con agua fría.

2. Introduce el huevo al agua y en caso de que se hunda al fondo significa que está en estado perfecto.

3. Si el huevo llegase a mantenerse en pie, quiere decir que aún se encuentra en buen estado, pero debes comerlo casi con urgencia debido a que es una señal de que le resta poco tiempo de vida y se encuentra a días de echarse a perder.

4. Pero en caso de que el huevo flote, entonces debes desecharlo de inmediato. Ese producto ya no puede comerse ya que está podrido.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube