El caramelo IV ha sido tema de opinión los últimos días, pues se descubrió que causa cáncer y se encuentra en muchos productos de consumo cotidiano.

Este mismo medio informó, hace unos días, que esta sustancia la contienen productos como refrescos y dulces, como por ejemplo la gaseosa Sangría Casera y el chocolate Mamut.

El caramelo IV se encentra en un gran número de alimentos procesados, como dulces, productos lácteos, cereales de desayuno, pastas secas, vegetales enlatados y preservados y frutas, y refrescos.

Este concentrado se emplea para darle un color oscuro a los productos; sin embargo, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, su exceso de consumo produce cáncer.

“Estudios recientes han encontrado efectos cancerígenos asociados con los niveles de exposición mucho más bajos que los niveles que antes se consideraban aceptables. Como consecuencia de estos hallazgos recientes, los cambios en la legislación de California, incluyen la exigencia de un etiquetado de advertencia que indica los posibles efectos cancerígenos de estos productos”.

A pesar de lo anterior, su consumo aún no está regulado por ningún organismo nacional ni internacional.

El caramelo IV contiene productos que pueden causar cáncer de pulmón si su ingesta diaria es lo suficientemente elevada.

La ingesta diaria “recomendada”, indicó la OMS, es alrededor de una lata de refresco, de lo contario, las posibilidades de contraer cáncer son mayores.