Mamut, galleta con cobertura sabor chocolate y malvavisco, de Gamesa (30 gramos, 1 pieza), tiene como primer ingrediente es azúcar. Además, contiene otras tres fuentes de azúcares (JMAF, fructosa y glucosa). Juntos, equivalen a casi la mitad del producto, informó El Poder del Consumidor.

La revista informó que el producto contiene caramelo IV, un ingrediente cancerígeno, además de que se promociona para niños, a pesar de tener estos ingredientes dañinos.

El Caramelo clase IV se elabora con sulfuros y amonio, que al calentarlos producen subproductos llamados 2-metilimidazol y 4-metilimidazol (2-MI y 4-MI), los cuales han demostrado estar asociados a diferentes tipos de cáncer, informa la publicación.

El Poder del Consumidor señala que en el estado de California, al colorante clase IV se le clasificó como un colorante cancerígeno por el tipo de procesamiento al que se le somete. Son tan contundentes los estudios que si algún producto excede los 29 microgramos, éste debe contener una leyenda precautoria que establezca su riesgo al cáncer.

La publicación informa  que cada Mamut contiene 12 gramos (g) de azúcar, lo que es el equivalente a 2 y media cucharadas de la misma.

Tan solo una pieza pequeña cubriría el 24% del consumo máximo de azúcares añadidos para un adulto durante un día, mientras que para un niño, de acuerdo con las recomendaciones de consumo de azúcares añadidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta misma porción cubre el 30% de la recomendación diaria.

El Poder del Consumidor alerta que de las altas cantidades de azúcares, observamos que contiene jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), un tipo de azúcar que representa un mayor riesgo para la salud por sus altos contenidos de fructosa.

Dicho ingrediente se popularizó dentro de la industria procesadora de productos alimenticios por su bajo costo de producción, pero este tipo de endulzante representa mayores riesgos a la salud.

El Poder del Consumidor advierte sobre los fuertes impactos negativos en el metabolismo, como la elevación de glucosa, grasa en hígado, ácido úrico, grasa en sangre, resistencia a la insulina, entre otros. Es frecuente que este tipo de azúcar provenga de maíz transgénico.

Este producto también contiene otro tipo de azúcares añadidos, además del JMAF, entre ellos azúcar (o azúcar de caña), fructosa y glucosa, informan.

Además, Mamut contiene 6 g de grasa por cada paquete de una galleta, de los cuales 4 g son grasas saturadas. Esto quiere decir que el 66% de las grasas del producto son saturadas.

La cantidad de grasa por el tamaño de la porción es considerable, ya que una galleta puede ser consumida rápidamente. 39% de las calorías totales del producto provienen de la grasa.

Contiene 73 miligramos (mg) de sodio por porción, lo que cubre un 3.7% del sodio total recomendado para un adulto y el 4.8% de la recomendación para un niño, según la OMS.

El Poder del Consumidor no recomienda el consumo de Mamut de Gamesa.

Aquí la radiografía completa:

https://elpoderdelconsumidor.org/2020/07/radiografia-de-mamut-de-gamesa/