Desde el 25 de marzo de este año no hay director de Seguridad Pública Municipal en el ayuntamiento de Chiautla de Tapia y los actos de corrupción y abuso de autoridad han ido en aumento, según denunciaron elementos y ex elementos  de la corporación que fueron separados de su cargo.

Policías que pidieron reservar sus nombres por temor a represalias, señalaron al Regidor de GobernaciónGuemayel Aguilar Alvarado por su participación en actos de corrupción y abuso de autoridad en colaboración con el comandante del primer turno, Filemón Ariza Vázquez.

“Ellos nos dan órdenes a nosotros los policías para despojar a los detenidos de sus pertenencias y no ponerlos a disposición del Ministerio Público para que se lleve a cabo el proceso correspondiente. Ahí es donde ellos hacen su negocio y si nos resistimos a sus mandatos, nos corren”, acusaron.

“El comandante le regresa las armas de fuego a los detenidos a cambio de dinero, y además en conjunto con el regidor, reclutan a los delincuentes para que vendan droga en la región de Chiautla de Tapia”, añadieron.

Al inicio de la administración de Juan Domínguez, edil de Chiautla de Tapia, había aproximadamente 32 elementos policiacos municipales y ahora quedan únicamente 16 policías, pues la mitad de ellos ha renunciado o han sido separados de su cargo por no aceptar ser parte de la corrupción.

Cabe señalar que, al iniciar la administración de Juan Domínguez, edil de Chiautla de Tapia, había aproximadamente 32 elementos policiacos municipales, y ahora quedan únicamente 16 policías, por lo que la mitad de ellos han renunciado o han sido separados de su cargo por no aceptar ser parte de la corrupción.

Chiautla acumula medio año sin director de Seguridad

Desde el 15 de marzo Armando Blas García fue separado de su cargo como Director de Seguridad Pública y hasta el momento no han designado a alguien para asumir la seguridad en el municipio, por lo que Filemón Ariza Vázquez, comandante del primer turno, ha estado tomando decisiones que le corresponden al titular de esta dirección.

“En varias ocasiones no han puesto a disposición del Ministerio Público a los detenidos por portación de armas, droga sintética y enervantes, y ocultan la evidencia que decomisan para uso personal o comercialización”, señaló unos de los elementos.  

“Se resguardan bajo la corporación, han ingresado a domicilios particulares deshabitados, allanando las casas, y como vil delincuente se llevan los electrodomésticos, salas, cocinas, comedores y hasta perros de raza Pitbull para después venderlos, a sabiendas que después no van a poder proceder legalmente contra ellos”.

Elementos policiacos afirmaron que Filemón Ariza Vázquez les cobra piso a los narcomenudistas para que puedan vender, además señalan que los uniformados andan paseando con la droga en la patrulla, y en más de una ocasión algunos estupefacientes decomisados han quedado al resguardo del Regidor de Gobernación, Guemayel Aguilar Alvarado.

En un retén que hicieron los Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional en la barranca “Los Zapotes”, en Chiautla de Tapia, aseguraron droga, misma que pusieron a disposición de la policía municipal para que la remitieran a la Agencia del Ministerio Público.

Los uniformados dijeron que la cadena de custodia no se realizó y la droga se la quedó Filemón Ariza, por órdenes del regidor Aguilar Alvarado, además de que se quedaron con dos rifles calibre 22 que tampoco pusieron a disposición del MP.

“Hay un mando único en ese municipio a cargo de un hombre identificado como José, que supuestamente tiene cuentas que rendir en un municipio de Morelos por varios delitos”.

También, señalaron que Casimiro N., chofer y guardaespaldas del edil Juan Domínguez, realiza operaciones ilícitas que involucran la comercialización de drogas y armas, además de que supuestamente estuvo en prisión en Estados Unidos.

Los denunciantes cuentan que en una ocasión los elementos de la Policía Municipal detuvieron a Casimiro en una fiesta porque portaba un Rifle de asalto R15; lo dejaron en libertad, y no procedieron en su contra.

Ante estos actos de corrupción, los policías de Chiautla entregaron un oficio al presidente municipal dando a conocer los de corrupción que han realizado sus superiores y al mismo tiempo solicitar que superiores sigan los protocolos y dejen la corrupción.

Los policías manifiestan que ellos hacen la detención siguiendo la cadena de custodia y los protocolos; cuando el infractor está en la comandancia, su superior rompe el protocolo y obstruye el proceso.