Uno de los nombres que más ha llamado la atención en Shark Tank México  es Rodrigo Herrera por el conocimiento que tiene en los negocios, por su visión y otras características.

Desde muy pequeño fue emprendedor, ya que a los 11 años tuvo su primer trabajo, vendiendo jitomates en la calle.

Rodrigo Herrera Aspra nació en la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1968. Estudió Ingeniería y Administración en la Universidad Anáhuac. Posteriormente estudió la maestría en Gestión Avanzada en el Colegio de Graduados en Alta Dirección.

En 1996, fundó Genomma Lab, con la primera marca Asepxia, para el año 2000 ya contaba con 10 marcas de cuidado personal y otras categorías, con ventas a través de un Call Center, en 2004 inició operaciones internacionales en Perú y la expansión se extendió a 14 países.

En 2008, amplió el portafolio de marcas a más de 30 para desarrollo interno, tales como X Ray, Genoprazol, Condones M, Medicasp, Bioelectro, Nikzon, Aspexia, Cicatricure, etc.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A toHerrera (@rodrigoherrera) el

En junio de 2008, logró colocar, por primera vez en la historia de México, a un laboratorio ciento por ciento mexicano como empresa pública y a, pesar de la crisis financiera mundial, el precio de la acción se elevó en más del 80 % en menos de año y medio.

En 2010 comenzó con la venta de productos de Genomma Lab en Estados Unidos. En el mismo año fue reconocido como ganador del Entrepreneur Of The Year de EY México. Actualmente Genomma Lab, cuenta con más de 60 marcas en el mercado.

Actualmente es parte del jurado de Shark Tank México en el que comparte cámara con Arturo Elías Ayub, Patricia Armendariz y Carlos Bremer, entre otros.

Además, el busca poner de moda el éxito para que no sea visto como algo malo, al contrario, insta a todos para que aplaudan a los emprendedores que han conseguido logros y sean fuente de inspiración para el resto de la gente.

Rodrigo Herrera figuró en la lista de los 300 empresarios del sitio Líderes Mexicanos ocupando el lugar número 151.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Me siento má@rodrigoherrera) el

Un fraude lo puso al borde de la ruina

Hace más de 15 años, El principal cliente de Gennoma Lab, de un día para otro, dejó de pagarles y se esfumó de la faz de la tierra.

La falta de dinero hizo que la empresa de Herrera dejara de pagar a sus proveedores, lo que lo poso en una situación económica difícil, según el portal altonivel.com.mx.

“Nos hicieron un fraude muy importante, nos dejó de pagar un cliente muy importante. Técnicamente la empresa estaba quebrada. No solo eso, sino que traíamos a todos los proveedores encima con retrasos de pago porque este cliente principal nos dejó de pagar y desapareció”, recuerda el presidente de Gennoma Lab, en entrevista con Alto Nivel.

Herrera reunió a las personas a quienes les debía dinero para hablar sobre la realidad que vivía. “Les dije: ‘Les tengo una noticia buena y una mala. La buena es que quiero que me tengan fe y que confíen en mí. La mala es que no les voy a pagar ahorita porque no tenemos”, recuerda.

“Esto fue algo que me creó un compromiso brutal para trabajar, salir adelante, recuperar lo perdido, pagarle a todo el mundo, a todos los proveedores, seguir trabajando con ellos”, conto Herrera sobre como venció la crisis que vivió.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Cuanto más leea (@rodrigoherrera) el

Con información de Wikipedia, rodrigoherreraaspra.com