Una niña de San Luis Potosí apareció en el programa Shark Tank México para pedir que los empresarios invirtieran en su empresa que produce un shampoo contra los piojos.

Mía Escalante tenía siete años cuando se presentó en el programa y logró que los cinco inversionistas aportaran 50 mil pesos cada uno a su proyecto.

Así la empresa I’m Well que se dedica a producir productos contra los piojos tuvo una importante inversión de capital.

La empresa surgió cuando la pequeña tuvo un problema de piojos y los productos que había en el mercado le causaron costras y caída de cabello, por lo que buscó una solución alterna.

Mía se acercó con la Química Farmacobióloga que trabajaba en el laboratorio de la clínica especializada en Medicina Laboral, propiedad de sus padres, para pedirle otra solución.

Entre las dos desarrollaron un champú antipiojos elaborado con base en esencia de árbol de té y otros componentes 100% naturales para combatir a los temidos inquilinos.

La marca cuenta con cuatro canales de venta: su página de Facebook (I'M WELL by Mía), por medio de Mercado Libre, de forma física en la Clínica de Medicina Laboral de sus papás y a través de sus 27 distribuidores a nivel nacional, quienes la han buscado a través de Facebook para adquirir sus productos al mayoreo.

De los ingresos de I’m Well, el 20% se destina a reinversión, 10% para gastar, 20% en donaciones y el 50% al ahorro.

Claudia Mireles, mamá de la emprendedora comparte que la niña tiene una cuenta bancaria de inversión y en un futuro la idea es invertir en fondos indexados para cuando sea mayor.

Mía está registrada en el Régimen de Incorporación Fiscal del SAT, por lo que ella es la propietaria de su marca y su mamá únicamente funge como Representante Legal.

Así se veía la pequeña en 2019, cuando tenía 9 años de edad.

Con información de entrepreneur.com