Mientras que Puebla aplicó todas las medidas federales sugeridas para enfrentar la pandemia del Covid-19, otros estados de la república extendieron el alcance de sus acciones o aceleraron los tiempos para la reapertura de negocios.

Así se da a conocer en el informe "Acciones ante el Covid-19 de instituciones públicas federales y locales" elaborado por la consultora PwC, donde se detallan los decretos y acciones reconocidas oficialmente por los 32 gobiernos estatales del país, así como del Ejecutivo federal, frente a la pandemia.

En el caso de Puebla se reconocen acciones como el cierre de espacios públicos para evitar la concentración de personas; la aplicación del programa Hoy no Circula; y la ratificación de suspensión de actividades no esenciales que entró en vigor desde el 20 de marzo.

También se detalla el anuncio del 12 de junio de que no había condiciones para permitir la reanudación de la actividad en la industria automotriz; aunque también se incluye el de un mes después donde se emiten los lineamientos para la reapertura comercial.

 

Evitó Puebla las multas

En comparación con otros estados Puebla no aplicó multas o sanciones económicas por violar las disposiciones sanitarias sugeridas durante la contingencia, como fue el caso de Aguascalientes donde se determinó que incluso las penas no sólo serían económicas sino hasta privativas de la libertad.

La entrega de despensas también fue una de las medidas para enfrentar la pandemia la cual se aplicó en Puebla pero también en otros estados como Baja California, Campeche, Ciudad de México, Colima, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Sonora.

En el caso de Quintana Roo no sólo fue apoyo alimentario, sino también para el pago de electricidad, gas y agua.

Otra medida asistencialista incluida en el informe fue el seguro para el empleo, misma que no fue aplicada por la administración de Miguel Barbosa Huerta pero sí por entidades como Campeche e Hidalgo, aunque en esta última entidad sólo aplicó para trabajadores informales sin ningún tipo de asistencia social.

 

Control del virus

Las medidas para la contención de contagios del Covid-19 fueron diversas sin embargo todos los estados acataron las disposiciones federales como destinar clínicas exclusivas para la atención de pacientes con este virus, tanto para hospitalización como para tratamiento.

Otros estados como Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, San Luis Potosí, Tabasco y Tamaulipas, decidieron que era mejor evitar el tránsito de personas a otros estados y colocaron filtros en los accesos a sus territorios.

Aunque Puebla no aplicó la medida anterior si habilitó plataformas digitales o líneas telefónicas para brindar información y atender a personas con sospechas de contagio de Covid-19, tal y como lo hicieron Campeche, Ciudad de México, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Veracruz.

En el informe se detalla que Puebla no implementó brigadas especializadas para la atención de casos positivos o sospechosos que acudieran a domicilios de estos pacientes como sí lo hicieron Baja California Sur, Coahuila, Edomex y Ciudad de México.

 

No al tránsito de autos

Una de las medidas más controversiales durante la pandemia fue la aplicación del programa Hoy No Circula, el cual solamente fue considerado en Puebla y en la Ciudad de México aunque en este último es un programa de movilidad permanente.

El informe destaca además en el rubro financiero la posibilidad para los gobiernos municipales de reestructurar o refinanciar sus deudas públicas sin necesidad de tener aprobación del Congreso local, solo con aval de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Esta medida la aplicó exclusivamente Michoacán.

En cuanto a convenios de colaboración con otros estados para formar bloques regionales contra la pandemia, Puebla no realizó ninguno de esta especie, pero sí lo hicieron los gobiernos de Chihuahua, Durango, Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Coahuila, Tamaulipas, Estado de México y Ciudad de México.

Foto: Especial