Un capitán del Ejército, policías federales y municipales apoyaron al Cártel de Santa Rosa de Lima en el trasiego de combustible robado y le dieron informes sobre puntos de ordeña sin vigilancia, acusó la Fiscalía General de la República.

La FGR presentó al juez grabaciones de llamadas telefónicas con las que exhibió esa red de protección, que le permitió a José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro, robar combustible a Pemex en Guanajuato, además de alertarlo sobre operativos.

Durante la audiencia de vinculación a proceso en el penal federal del Altiplano, la FGR expuso que policías municipales apoyaban a “El Marro” para enganchar y convencer a agentes federales que dieran paso libre a pipas cargadas de combustible robado.

Por ejemplo, en 2018 una pipa con 25 mil litros fue detenida por un inspector de la Gendarmería y dos policías de Celaya ofrecieron al federal 40 mil pesos para liberar la unidad. Los policías de la red pertenecían a corporaciones de Celaya, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Juventino Rosas, Villagrán, Salamanca, Salvatierra, Irapuato y León. Ayer, “El Marro” fue vinculado a proceso por delincuencia organizada en la modalidad de robo de hidrocarburos.

En la audiencia, realizada de manera remota, Yépez Ortiz pidió al juez un trato especial y que no se le aísle. “No hice nada a nadie, que no se me tenga aislado, no soy indisciplinado”, dijo, según una información del diario Reforma.