Agustín Vivaldo tenía 63 años, presentaba una discapacidad debido a un accidente en el trabajo, vivía al fondo del callejón Arteaga en el número 17 del barrio de San Juan de Dios, en la ciudad de Atlixco y la noche de este miércoles murió por la inhalación de humo durante el incendio de su vivienda.

El lugar ubicado sobre la calle 5 poniente entre 11 sur y calle Degollado, que colinda con la parte trasera de la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es el final de esta unidad habitacional conformada por al menos 20 casas, la de Don Agustín era la última, el lugar estaba cercado, debido a que ahí se encuentra un altar a la virgen de Guadalupe.

Don Agustín, como lo conocían los vecinos, vivía solo en compañía de dos mascotas, el incendio fue provocado por una fuga de gas que comenzó a las 19 horas de este miércoles, tan solo media hora después los vecinos y policías municipales intentaban apagar las llamas con cubetas de agua, varios minutos después llegaron los bomberos y aunque lograron apagar el fuego, no lograron rescatar al hombre.

Luego de 30 minutos de trabajo pudieron sacar los restos del hombre y sofocar el fuego, ante la mirada de los vecinos, que tan solo media hora antes gritaban desde el inicio del callejón el nombre de don Agustín esperando una respuesta que nunca llegó.

En el lugar la Virgen de Guadalupe se conservó intacta, la cinta de acordonamiento quedó rota y el callejón en silencio, solo se escucha el ladrido de un perro pequeño proveniente de alguna de las casas, la fachada verde de la vivienda y la puerta identificada con el número 19 quedó tiznada, cerrada bajo llave, igual que la reja en donde hay un letrero que indica que ahí vivía Agustín Vivaldo Cortez, junto al buzón de metal.