Disparos de arma de fuego en las proximidades de la Casa Blanca obligaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a interrumpir este lunes una rueda de prensa

"Hubo un tiroteo, parece ser que las fuerzas del orden dispararon a alguien, el sospechoso, que ahora va camino del hospital", explicó el mandatario, que escasos minutos antes había abandonado la sala escoltado por un miembro del servicio secreto, que es responsable de la seguridad del mandatario.

Según el sitio de noticias VOA, Trump detalló que no se habían producido más heridos y expresó su gratitud a las fuerzas del orden.

"Puede que no tuviera nada que ver conmigo, tuvo lugar fuera a las premisas de la Casa Blanca (...). El mundo siempre ha sido un lugar peligroso".

En los pocos minutos que inicialmente duró su intervención, Trump volvió a cargar contra el voto por correo, una opción que gana adeptos ante el avance de la pandemia por el país y a la que el mandatario calificó de "desastre".