Un sujeto fue asesinado a golpes por una turba enardecida que derribó una barda de la comandancia de Tlacotepec de Benito Juárez para sacarlo de los separos a donde fue llevado tras ser señalado de intentar secuestrar a dos menores.

De acuerdo con reportes extraoficiales, fue la noche de este domingo cuando elementos de la Policía Municipal de Tlacotepec retuvieron a uno de tres sujetos que presuntamente habían intentado llevarse por la fuerza a dos menores, un niño y una niña.

Los policías rescataron a los sospechos de la comunidad de San Marcos Tlacoyalco pero la gente no se quedó conforme por lo que alrededor de 300 pobladores llegaron hasta la comandancia para exigir que les entregaran al detenido y concretar el linchamiento.

Al no tener respuesta los pobladores comenzaron a vandalizar las instalaciones y por la fuerza se apoderaron de una patrulla la cual usaron para derribar una barda de los separos y sacar por la fuerza al presunto secuestrador.

Tras dañar las instalaciones los pobladores sacaron por la fuerza a este hombre, el cual fue golpeado y lapidado con las piedras de la pared derribada hasta que el detenido dejó de respirar, sin embargo esto no impidió que los pobladores siguieran vandalizando el lugar.

Tras el linchamiento la situación en la zona se mantiene tensa ya que las autoridades estatales y federales a través del Ejército se encuentran esperando para poder ingresar al municipio y retomar el control de la seguridad pública.