Con el fin de evitar riesgos y salvaguardar la integridad de la población durante la presente temporada de lluviasAgua de Puebla para Todos ha reforzado la atención con 12 brigadas de mantenimiento en la ciudad, desazolvando en lo que va del año mil 120 kilómetros de la red de drenaje municipal, la limpieza y desazolve de 16 mil 300 accesorios residuales y pluviales como rejillas, pozos de visita, alcantarillas, bocas de tormenta y sumideros, así como la succión y retiro de 31 mil 200 metros cúbicos de azolve como lodo y basura alojada en el drenaje, además, dio mantenimiento a las 12 principales vialidades, puentes y pasos a desnivel de la ciudad de Puebla.

Cabe destacar que el arrastre de basura es la principal causa de inundaciones hasta en el 80% de los casos atendidos por el taponamiento de alcantarillas, además de que en las últimas semanas se han registrado lluvias intensas y extraordinarias que rebasan la capacidad de la red del drenaje en las zonas con mayor intensidad de precipitación pluvial.

Tan sólo en el mes de julio se precipitaron 150 milímetros de lluvia, cuando en todo el año se estiman alrededor de 800 milímetros, siendo el 20 de julio la lluvia más intensa que alcanzó 52 milímetros de precipitación en el sur de la ciudad en menos de 45 minutos, esto es que por cada metro cuadrado se acumulan 52 litros de agua, acudiendo en cada evento pluvial las brigadas de Agua de Puebla para desazolvar y desalojar el agua acumulada en zonas donde la concentración del agua es mayor.

Estas cantidades para el alcantarillado de cualquier ciudad rebasan su capacidad y presentan fuertes encharcamientos e inundaciones, aunado al crecimiento de las zonas pavimentadas que generan un escurrimiento mayor en menor tiempo y sumado el arrastre de la basura que provoca que las rejillas y coladeras disminuyan su eficiencia para captar el agua, convirtiéndose en verdaderos ríos que circulan por las vialidades.

 

Para atender esta situación, Agua de Puebla realiza el mantenimiento preventivo durante todo el año a la red de la ciudad e intensifica los trabajos en esta temporada de lluvias a través de 14 unidades hidroneumáticas y 12 cuadrillas de personal en los tres turnos, sumando a la fecha 210 atenciones por lluvia, de las cuales, tan sólo en el mes de julio se realizaron 159 intervenciones y 30 más en lo que va del mes de agosto, siendo el día 2 cuando se presentó la lluvia más intensa de este mes, con 41 milímetros  de lluvia acumulada.

Por lo anterior, se reitera el exhorto a la población de barrer el frente de sus viviendas, evitar arrojar escombro y basura en la calle y sacar las bolsas de basura sólo el día que pasa el camión recolector y a la hora que le corresponde a cada colonia, con lo cual, se busca evitar fuertes encharcamientos e inundaciones durante las intensas lluvias registradas esta temporada, donde Agua de Puebla atiende 29 puntos críticos de un total de 60 detectados en la ciudad y el restante 50 por ciento de los puntos de riesgo son atendidos por organismos como el SOAPAP, CEASPUE, Protección Civil y el Ayuntamiento de Puebla, al formar parte del Comité de lluvias.

Cabe destacar que en la ciudad de Puebla la red de drenaje abarca 3 mil 500 kilómetros de tubería, de los cuales sólo 100 kilómetros corresponden a un sistema pluvial y el restante funciona de forma mixta, por lo cual, al presentarse un evento extraordinario de lluvia el sistema es rebasado por la cantidad de agua y es a través del drenaje sanitario como se da cauce al sistema pluvial, toda vez que la red funciona normal para desalojar las aguas residuales, no obstante, no toda el agua fluye por la tubería, ya que las vialidades funcionan también como canales naturales, excepto cuando hay lluvias extraordinarias que rebasan los límites y provocan desbordamientos.