El Congreso del estado de Oaxaca aprobó reformas para prohibir la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a  niños y niñas.

Con 31 votos a favor y la oposición del PRI,  diputados locales avalaron reformas al Artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en las que se prohíbe la distribución, donación, regalo, venta y suministro de esos productos a menores de edad.

Igualmente queda prohibida la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y la venta de productos con alto contenido calórico en escuelas, tanto púbicas y privadas, del nivel básico y media superior.

“Al votar vamos a saber de forma cierta quiénes están a favor de los intereses económicos de los grandes capitales y quiénes apuestan por la protección de la salud y la vida de las niñas y niños oaxaqueños”, dijo en el pleno la diputada Magaly López, de Morena, quien propuso la iniciativa que llevaba más de un año en discusión en el Congreso, reportó el diario Reforma.

La iniciativa fue respaldada, en su momento, por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La Coparmex Oaxaca había pedido postergar la votación. Más tarde, la Coparmex y la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) externaron en diferentes comunicados su rechazo a la iniciativa, tras asegurar que tendrá un impacto económico en toda la cadena de valor de la industria agroalimentaria, además de afectar a productores artesanales y pequeños comercios, lo que derivará en desempleo.