Al menos 25 permisionarios de autobuses suburbanos adheridos a Transporte Acapetlahuacan cerraron la mañana de este martes los carriles de la avenida Río Sonora que es el acceso norte de la ciudad. Fueron al menos 40 minutos durante los cuales el tráfico en esa calle estuvo suspendido. 

A la par la secretaria de seguridad pública local implementó estrategias para darle movilidad al tráfico vehicular desviando los automotores de todas dimensiones por la colonia Altavista

La solicitud a la Secretaría de Movilidad y Transportes del Estado de Puebla (SMT)es única, que se regularicen las camionetas que la empresa de los hermanos Rivera está haciendo circular en la ciudad para levantar y transportar pasajeros a la ciudad de Puebla sustituyendo corridas de sus autobuses para bajar costos. 

Los inconformes señalaron que la competencia debe ser clara, porque estas unidades no pagan los permisos ni han cumplido con los trámites y les están afectando sus ingresos pues levantan pasaje a lo largo de la ruta permitida por toda la ciudad. 

Después de unos minutos los hombres del volante se replegaron hacia un costado de esta importante vía y el tráfico fluyó de manera normal.

Esta situación también se ha presentado en Izúcar de Matamoros donde la afectación a los de Acapletahucan es mayor, porque ambas empresas usan la carretera federal a diferencia de Atlixco donde Oro-Erco tras salir de la ciudad usa la autopista Vía Atlixcáyotl y Acapetlahuacan usa la federal a Puebla.