La vacuna rusa contra el coronavirus generó inmunidad en todos los voluntarios que participaron en el ensayo, reveló el Ministerio de Defensa, y el país podrá producir “cientos de miles de dosis cada mes”, de acuerdo con el Ministerio de Comercio.

La vacuna, que desarrolla el Ministerio de Defensa junto con el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamalei, fue probada en 38 voluntarios: un primer grupo de 18 personas la recibió el 18 de junio y las pruebas concluyeron el 15 de julio; un segundo grupo comenzó a recibirla el 23 de junio y las pruebas concluyeron el 20 de julio, señaló la agencia RIA Novosti, citando el comunicado del Ministerio de Defensa, según una nota publicada por el diario El Universal.

El sábado pasado, el ministro ruso de Sanidad, Mijaíl Murashko, afirmó que las pruebas clínicas de esta vacuna concluyeron y comenzaba la etapa de registro.

Según el titular de Sanidad, los médicos y los docentes serán los primeros en recibir esta vacuna, y está previsto que a partir del próximo 10 de agosto sea enviada a las regiones rusas.

“Tenemos previsto que la campaña de vacunación más amplia, que se sumará paulatinamente al nuevo sistema de atención, comience en octubre”, dijo.

El ministro añadió que la segunda vacuna rusa, desarrollada por el centro Véctor, se encuentra actualmente en el proceso de pruebas clínicas y afirmó que el Ministerio de Sanidad espera “en los próximos mes y medio o dos meses” recibir otras dos solicitudes de permiso para la realización de pruebas clínicas de nuevas vacunas.