Son decepcionantes e insuficientes las medidas de educación anunciadas esta mañana por la Secretaría de Educación Pública (SEP) autoridad, declaró José Alejandro Águila Argüelles, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia en Puebla, a propósito de la presentación del regreso a clases para el 24 agosto en diferentes plataformas de difusión.

En entrevista con este medio, Águila Argüelles declaró que regresar a la televisión un papel titular en la educación de las personas no es ninguna novedad y deja más dudas que certezas a la comunidad educativa.

Explicó que los anuncios no fueron relevantes, tampoco crearon un clima de certidumbre a padres de familia, docentes y estudiantes. Recalcó que no se dieron armas a los padres de familia en cuanto a la serie de abusos en las cuotas escolares o los montos de las colegiaturas, que hasta el momento siguen sin resolverse.

No hubo nada objetivo ni positivo para la educación de este país, mucho menos de respuesta al gremio organizado de los padres de familia que siguen en franca incertidumbre por el futuro educativo de nuestros hijos, señaló.

Sin viabilidad, clases en televisión y radio

Expuso que no deja tranquilidad alguna el que las autoridades educativas y las televisoras diseñen los contenidos, pues nuevamente se excluyó a maestros y padres de familia para la creación de los materiales que serán transmitidos en los canales.

“Ya Televisa y TV Azteca habían tenido la creación, promoción y difusión de los contenidos educativos. Entonces, no vemos que sea algo viable. Es una solución temporal a un problema, como lo es la falta de infraestructura digital para atender una emergencia de esta magnitud”, declaró el presidente. 

Recalcó que la brecha de acceso a la tecnología se hará más presente que nunca, dado que las desigualdades se reflejarán cuando los niños en las comunidades más alejadas, donde únicamente llega la radio, no tendrán apoyo alguno para reafirmar los contenidos aprendidos, ya que el maestro no se puede suplir. 

Concluyó que para el regreso a clases se tiene que escuchar a quien esté en campo, que son las personas que todos los días se paran frente al salón de clases, sin embargo, han sido marginados, por lo que desde la asociación a nivel nacional emitirán comunicados para manifestar su inconformidad.