Como mexicanas y mexicanos promedio no nos resulta extraño acompañar casi cualquier comida con tortilla, ya que lo consideramos un alimento fundamental e indispensable en la dieta que llevamos a diario.

Por otra parte, existen muchas personas que consideran a la tortilla como la verdadera culpable de los kilos de más en personas que los poseen; además, si tomamos en cuenta que México se caracteriza por ser un país con serios problemas de obesidad, hay quienes consideran que si la tortilla estuviera fuera de nuestros planes de alimentación o dieta, esto nos ayudaría a bajar de peso rápidamente.

En caso de que te encuentres considerando la posibilidad de eliminar la tortilla de tu dieta diaria para bajar de peso, debemos decirte que te encuentras en un error.

 

Una buena composición

Además de tener un sabor inigualable, existen buenísimas razones para no eliminar la tortilla de tu dieta. Recordemos en México el maíz es un alimento básico para la alimentación de la población en todos los estratos sociales.

Lo diremos claro: la tortilla de maíz NO engorda, ya que, contrariamente, algunos nutriólogos y el Sector Salud en nuestro país la incluyen para las dietas debido a que aporta un 38 por ciento de energía en proteínas, tan sólo el 45 por ciento de calorías y el 50 por ciento de calcio que el cuerpo humano necesita diariamente, por lo que alimentar que el mito de que la tortilla es la culpable por el aumento de peso, es una mentira.

Debido a su alto contenido de hidratos de carbono, es bastante rica en calcio, fibra y potasio, además de ser muy baja en grasa y sodio.

Es por esto que las recomendaciones de incluir tortillas en tu dieta básica son amplías, además de su gran aporte de energía que requieres en tu dieta porque debe componerse de hidratos de carbono complejos.

Algo que sí debes tener en cuenta es que el consumo sea moderado, así como volver a la tortilla más parte de tu vida a la hora de los alimentos, en lugar de consumir otros que son ricos en grasa.

Foto: Twitter / @joviscoco12