El gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, respaldó la petición del Presidente Municipal de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera, para que la empresa Generadora Fénix, fondeada con capital de la portuguesa Mota Engil y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), contribuya con el pago de impuestos y derechos en el municipio de Huauchinango, por donde, según ha declarado el alcalde, atraviesan ríos y está establecida infraestructura con la que trabaja la empresa.


En rueda de prensa virtual y cuestionado sobre el tema, el gobernador Barbosa señaló que “siempre seré mediador de un conflicto; es una concesión que otorgó la federación, no otorgó el estado, así es como funciona. El ayuntamiento de Huauchinango interpuso la acción de inconstitucionalidad y ojalá tenga un buen curso, siempre estaré en favor de beneficios a los ayuntamientos”.

Generadora Fénix recibió, en 2015, una concesión por parte del gobierno federal para operar el complejo hidroeléctrico Necaxa, operado anteriormente por Luz y Fuerza del Centro, liquidada en 2009 por el presidente Felipe Calderón.

Según lo expresado por el líder sindical en la región, Miguel Márquez Ríos, Generadora Fénix ha pagado importantes sumas de dinero en materia de impuestos al gobierno federal, por lo que se encuentra al corriente en ese tema, además de que según expresó, al obtener una concesión federal, los impuestos se concentran en la Secretaría de Hacienda, que a su vez debe regresarlos en materia de presupuesto a cada uno de los estados.