A través de la plataforma Change.org, el Movimiento Animalista de Puebla ha reunido 21,000 firmas hasta el momento para exigir a la Fiscalía General del Estado intervenga en el caso del asesinato de un perro raza Pitbull, en el barrio de El tamborcito, el 19 de julio pasado, después de recibir cuarenta puñaladas a manos de un particular y en presencia de tres elementos de seguridad municipal de Puebla

La petición también está dirigida al gobernador Luis Miguel Barbosa, la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, y al Instituto del Bienestar Animal.

En la petición se relata que el animal fue recogido y atendido en primera instancia por la Unidad de Rescate y Soporte Vital Animal, en un hospital particular, costeado por los protectores de animales pues el Instituto de Bienestar Animal del Estado ni el Departamento de Protección Animal acudieron a atender la emergencia.  Derivado de las más de 40 lesiones, de las cuales 11 causaron graves daños, el perro murió a las 23:48 horas del mismo día. 

A través de redes sociales, la secretaria del Medio Ambiente, Beatriz Manrique, anunció que el Instituto del Bienestar Animal presentó dos denuncias: una ante la Fiscalía General del Estado por la muerte y el maltrato del perro y otra en la Fiscalía Anticorrupción en contra de los policías municipales que no actuaron en defensa del animal.

En cuanto al marco regulatorio, la Ley Estatal de Bienestar Animal faculta y obliga a la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial a colaborar con la Fiscalía General del Estado, además de que el Código Penal del Estado de Puebla tiene tipificado el maltrato animal como un delito desde el 2013.