Cerca de 20 puestos en el mercado La Purísima fueron clausurados de manera parcial por no atender los acuerdos establecidos en la reunión pasada con sus dirigentes y autoridades municipales, condiciones que se determinaron para seguir ofertando sus productos y evitar el cierre del zoco.


En un operativo conjunto con autoridades de Salud del municipioFomento Comercial,  Guardia Nacional y líderes de los locatarios, se hicieron las notificaciones pertinentes para que los propietarios de dichos establecimientos se regularicen y una vez que cuenten con sus documentos en orden podrán vender nuevamente.

En días pasados autoridades del ayuntamiento y líderes de los comerciantes que ofertan sus productos en el Mercado La Purísima sostuvieron una reunión en la cual llegaron a acuerdos siendo algunos de ellos la creación de una comisión de salud para la verificación del cumplimiento de las medidas y evitar el ambulantaje, de lo contrario se cerrará esta fuente de empleo.

La secretaria de conflictos de la Unión de Comerciantes y Ambulantes adherida a la CTM, Ana Laura Pineda Trujillo indicó que tras la reunión que sostuvieron, se estableció que se cercara todo el perímetro del mercado con malla, para que existan solo dos entradas y el mismo número de salidas en el tianguis.

Mencionó que una de las condiciones que les dio a conocer el ayuntamiento para que este mercado pudiera seguir laborando al 50 por ciento de su capacidad, es que se cumplan al 100 por ciento de los protocolos que dicta la Secretaría de Salud por Covid-19.

Otras de las medidas con las que deberán cumplir los locatarios es que  solo se permitirá el ingreso de una persona por familia, además se restringirá el acceso a los niños, adultos mayores y a las mujeres embarazadas, además de que quien desee ingresar deberá portar de manera correcta el cubrebocas y deberá aplicarse gel antibacterial.