Para continuar con la reactivación de la economía en la capital poblana a través de la apertura de negocios y la materialización de inversiones en construcción que fomenten el empleo y la productividad de la capital, el Ayuntamiento de Puebla, a través de la Contraloría Municipal, ha otorgado 137 certificados del registro al Padrón de Usuarios Acreditados del municipio de Puebla (PUAM).

En la segunda sesión ordinaria del Consejo de Mejora Regulatoria, el titular del Órgano de Control y vicepresidente del consejo, José María Sánchez Carmona, explicó que el PUAM es un trámite a través del cual se proporciona la Clave Única de Registro de Usuario (CURS) que da acceso a la Ventanilla Virtual para agilizar la realización de cualquiera de los 10 trámites digitales con los que cuenta el ayuntamiento:

1.   Aviso de apertura de negocio

2.   Constancia de uso de suelo

3.   Alineamiento o número oficial nuevo o actualizado

4.   Alineamiento para predios ejidales solo para escrituración en proceso de regularización

5.   Alineamiento y número oficial para subdivisión

6.   Alineamiento y número oficial para derivadas

7.   Alineamiento y número oficial para fusiones

8.   Regularización de la disposición final de los residuos de la construcción, mantenimiento y demolición en general, de obras no mayores a mil 499 metros cuadrados y asignación de medidas de mitigación

9.   Factibilidad de uso de suelo

10.   Degustación de bebidas alcohólicas.

 

“Con esta acción, una vez más, la administración de la Presidenta, Claudia Rivera Vivanco, pone en el centro de la gestión pública a la ciudadanía, ya que facilita al público en general y a empresarios la gestión de trámites y servicios durante la pandemia, además de que reducen los tiempos de atención, brinda certeza al ciudadano e inhibe posibles actos de corrupción”, agregó Sánchez Carmona.

A través de una videoconferencia, también se informó a las y los miembros del Consejo los avances del Programa de Ampliación del trámite de Apertura de Negocio, el cual busca ampliar el metraje permitido de 60 metros cuadrados a 90.

Con esa iniciativa se brindará la oportunidad a más establecimientos para iniciar actividades en un solo día, de manera digital, además de fomentar la inversión, el empleo y la productividad a partir de la ampliación del metraje permitido para giros comerciales o de servicios susceptibles de solicitar dicho trámite. 

Esta modificación aún se encuentra en espera del análisis de la Tesorería Municipal, a petición de los regidores integrantes de la Comisión de Patrimonio y Hacienda Pública.