Asociaciones de padres de familia y organizaciones civiles hicieron público su apoyo a la iniciativa del diputado panista Oswaldo Jiménez López para la implementación del llamado Pin Parental en Puebla.

En rueda de prensa virtual, Alejandro del Rey López, Presidente de la Asociación de padres de familia A.C en Puebla consideró que esta medida no viola ningún tipo de ley o acuerdo en materia educación y, por el contrario, busca  garantizar que los padres mantengan la tutela de la educación de sus hijos.

Explicó que desde su perspectiva el proceso de desintegración del núcleo familiar ha traído como consecuencia una crisis en el aparato social, que se ve reflejada en un espiral de violencia, pérdida de valores fundamentales para el ser humano y al final las llamadas ideologías de género.

Externó al mismo tiempo su apoyo y a nombre de la asociación que representa, a la iniciativa presentada por el diputado Osvaldo Jiménez el día de ayer, sobre el llamado Pin Parental, y exhortó a  la sociedad civil a sumarse a esta causa.

Exigió también, al igual que otras asociaciones de padres de familia a nivel nacional y en distintos estados, la no intromisión de la secretaria de Gobernación federal, Olga Sánchez Cordero, en los procesos legislativos a nivel federal y local en lo que respecta a iniciativas de este carácter, pues consideran que desde esta dependencia federal se busca ideologizar a los estudiantes en temas de género y sexualidad.

Oswaldo Jiménez López, explicó que la iniciativa que será presentada de manera oficial en próximos días, busca reformar la ley educativa, para que los padres de familia sean quienes decidan qué contenidos recibirán sus hijos y cuáles no.

Finalmente, declaró que la educación sexual se ha impartido en las escuelas mexicanas desde hace 40 años y persisten problemas de embarazo adolescente por lo cual habría que hacer una reformulación sustancial en los contenidos que se imparten a los menores.

Aron Lara, presidente Iniciativa Ciudadana por la Vida y la Familia, concluyó la rueda de prensa exponiendo la necesidad que sean respetados los derechos de los padres a educar a sus hijos, pues las familias son el fundamento del estado y no al revés.