Hacia el noroeste, de preferencia con binoculares y en un lugar muy oscuro, lejos de la ciudad donde no hay contaminación lumínica, se podrá observar, en lo que resta del mes de julio, el cometa NEOWISE.

Y esto es porque el objeto celeste, descubierto en marzo de este año por la misión NEOWISE de la NASA, está muy cerca de la Tierra, comentó el Dr. Arturo Iván Gómez Ruiz, investigador del Conacyt en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, quien agregó que se podrá ver como una estrella borrosa, ya que el cometa se está alejando del Sol.

El investigador adscrito al Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM) explicó que los cometas son residuos de la formación del Sol que están en las partes más externas del sistema solar, en una nube de objetos lejos de los planetas.

De vez en cuando, alguna perturbación de alguna estrella cercana a nosotros o algún proceso dinámico cercano hace que estos objetos viajen hacia el centro del sistema solar, hacia el Sol, apuntó: “Estos cuerpos no brillan, son como trozos de hielo muy grandes pero cuando se acercan al Sol empiezan a ser afectados por su radiación de tal manera que se encienden y empiezan a emitir luz. Mientras más cerca están del Sol, más se encienden, así que llega un punto en el que por la cantidad de luz que están emitiendo y por su cercanía a la Tierra, los podemos ver brillar en el cielo. Los astrónomos los identifican porque son objetos que no esperan ver en el cielo, están muy lejos, no forman parte del paisaje celeste que tenemos usualmente”.

En contraste, los asteroides son cuerpos que sí están dentro del sistema solar interior, más cerca de nosotros.

El cometa NEOWISE fue descubierto el 27 de marzo pasado por NEOWISE, una misión espacial de la NASA retomada recientemente: “WISE era un telescopio infrarrojo cuya misión fue escanear todo el cielo, y hubo una propuesta de encender el telescopio otra vez para poder monitorear el cielo constantemente. Para detectar movimiento en el cielo se necesita al menos tomar dos fotos de la misma región, así que la nueva versión de este telescopio fue encenderlo para estar tomando fotos del cielo de manera continua y distinguir el movimiento de cuerpos cercanos a la Tierra. A ese proyecto le llamaron NEOWISE (Near-Earth Object WISE), que siempre está dando actualizaciones de las cosas que están se moviendo y de acuerdo a su trayectoria se puede saber si son asteroides, cometas u otro tipo de objeto cercano. Un par de días después de que se tomó la primera fotografía de este objeto los astrónomos se dieron cuenta de que era un cuerpo que venía de la parte externa del sistema solar. La primera observación  fue el 27 de marzo y pocos días después se dieron cuenta de que se trataba de un cometa. El 31 de marzo lo confirmaron. El 1º de abril le dieron la designación de C/2020 F3”.

El investigador abundó que este nuevo cometa tuvo su máximo acercamiento al Sol, que se llama el perihelio, el 3 de julio. Estuvo a una distancia de 43 millones de kilómetros del Sol, y comenzó a brillar mucho más, por lo cual fue visible a simple vista.

Para calcular y designar el brillo de los cuerpos celestes, los astrónomos utilizan una escala muy parecida al de las magnitudes para los sismos, con números que identifican las magnitudes a las cuales brillan los objetos celestes. El límite en el cual el ojo humano puede ver un objeto en el cielo es magnitud seis.

“Mientras más grande es este número menos podemos ver el objeto, es al revés la escala: mientras más brillante el objeto el número es más pequeño. El 3 de julio, que tuvo su máximo acercamiento, su magnitud estuvo entre 0 y 1. Las predicciones dicen que en los próximos días tendrá una magnitud menor a 6, por lo que todavía sería posible verlo a simple vista. Hasta el 15 de julio era posible verlo durante las mañanas antes de la salida del Sol. Ahora está en su trayectoria de ir hacia el polo norte celeste, así que los que tienen mayor ventaja son los países o el territorio hacia el norte del planeta. Para los países cercanos a los trópicos ha sido un poco más difícil aunque hay fotografías de gente en México que pudo captarlo desde Querétaro y Baja California”, resaltó.

El Dr. Gómez Ruiz notificó que a partir del 15 de julio el cometa será visible después de la puesta del Sol, pero será menos brillante: “Esperamos que el máximo acercamiento a la Tierra sea el 23 de julio, así que mientras más cerca esté de nosotros mejor lo podríamos ver. De aquí al 23 de julio lo vamos a poder ver en el cielo vespertino hacia el noroeste pero cada vez menos brillante porque se va alejando del Sol, aunque se va acercando más a nosotros. Ahora mismo está muy pegado al horizonte, necesitamos tener un cielo limpio. Mientras más temprano se pueda ubicar es mejor, pero es cuando más luz del Sol hay. Será posible verlo desde la puesta del sol hasta las nueve y media de la noche, aproximadamente. Se estima que conforme se acerque a nosotros su magnitud se vaya aproximando a 6, así que estará al límite de lo que pueden ver nuestros ojos, por lo que es preferible utilizar unos binoculares. Al menos lo podrían distinguir como una pequeña estrella borrosa. Con fotografía de larga exposición podrían distinguir hasta la cola del cometa”.

El astrofísico añadió que este cometa es uno de los objetos que pueden ser observados y estudiados por el GTM en Puebla. Sin embargo, por la contingencia sanitaria no ha sido posible que los astrofísicos puedan hacerlo.

Finalmente, destacó que NEOWISE ha sorprendido a muchos: “No esperábamos que fuera así de brillante, es uno de los cometas más brillantes que ha habido en las últimas décadas. Hay que tomar la oportunidad que tenemos ahora porque no sabemos cuándo volverá a ocurrir esto. No es fácil en las condiciones en las que estamos, necesitamos un lugar lejos de las ciudades por la contaminación lumínica en el centro de México. El cometa estará visible para telescopios hasta agosto o incluso hasta septiembre”.

Por su parte Fabián Rosales, también astrónomo del INAOE, ha elaborado un mapa con las posiciones del cometa hasta el 23 de julio, indicando que "durante los próximos días al anochecer irá subiendo entre el horizonte y la Osa Mayor rumbo al noroeste".