Más de medio millón de teselas (pequeñas piezas de roca o vidrio de colores) se emplearán en la elaboración de un mural que pretende plasmar la identidad de Huauchinango y que se elaborará sobre la barda perimetral del Panteón Municipal.

La danza de los abanicos, el santuario dedicado a la advocación de Jesucristo en su Santo Entierro, estampas del tianguis, la pieza prehispánica hallada en Huauchinango y que aparentemente es un calendario chichimeca, son algunas de las imágenes que se plasmarán en este trabajo que ya comenzó con el trazado.

Según información extraoficial dada a conocer a e-consulta, se emplearán en este trabajo alrededor de medio millón de teselas, que llenarán de colorido los muros del panteón municipal.

Este proyecto será uno de los 4 nuevos atractivos turísticos que el Gobierno de Gustavo Vargas pretende desarrollar a la mitad de su gestión, los otros son; los túneles del centro histórico, el elevador con mirador en el torreón de la presidencia municipal (recién construido) y fachadas del centro histórico pintadas con los colores de la tierra de cada comunidad perteneciente a Huauchinango.

Es importante mencionar que incluso trascendieron imágenes de un posible proyecto de una cruz con mirador en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, pero aún no está concretado.

Con estos trabajos se pretende, según la información extraoficial, reavivar la identidad Huauchinanguense y detonar el turismo con nuevas propuestas atractivas.