A pesar de que el gobierno del estado indicó que la empresa Volkswagen de México sí se encuentra laborando con el 30 por ciento, trabajadores señalaron que se encuentran casi al 100 por ciento de la plantilla laboral en la producción de los modelos Jetta y Tiguan.

Según trabajadores que solicitaron el anonimato, los protocolos de sanidad no se aplican al cien por ciento debido a que los supuestos cursos de capacitación y adiestramiento que la empresa dijo que se llevarían a cabo en la semana 25 y 26, no fueron presenciales sino en línea, por lo que muchos tuvieron complicaciones porque no hubo asesoría suficiente.

También dijeron que debido a la falta de capacitación para portar correctamente los lentes de protección y el cubrebocas, así como por la costumbre, la mayoría del personal opta por retirarlos para poder seguir laborando, debido a que se empañan y eso hace que el obrero se sofoque.

“Fue un curso en línea, traía las cosas básicas, de cómo ponerte el cubrebocas, cómo reconocer los síntomas de Covid, cómo lavarse las manos, cómo colocarse el gel antibacterial, pero todo fue en línea e incluso muchos trabajadores no pudieron tomar el curso porque no tenían computadora y se quejaban. Esa supuesta capacitación nunca se hizo como tal y ya regresaron a retomar sus actividades”, señalaron.

Relataron que todo el personal tiene estrictamente prohibido tomar fotografías ya que se encuentra vigilados por supervisores y si son visto sacando el celular se les hace una revisión y se advierte que podría tener sanciones, esto para evitar documentar cómo se encuentra el 100 por ciento del personal laborando al interior de la transnacional.

Ayer por la noche Volkswagen de México y el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) enviaron un comunicado conjunto para rechazar esta situación que ha sido denunciada por más de un trabajador y hasta por personal de proveedoras.

En dicho comunicado aseguraron que la Comisión Intersecretarial, formada por la Secretaría de Economía, Gobernación y Trabajo Estatal, avaló el reinicio de actividades con un 30 por ciento de la plantilla laboral, así como el cumplimiento de todas las medidas de sanidad oficiales.